Inicio de sesión
Skip Navigation LinksUniversidad Cooperativa de Colombia > Medellín y Envigado > Sala de prensa > 2016 > “Hacer parte de una Universidad incluyente, me cambió la vida”

​"Hacer parte de una Universidad incluyente, me cambió la vida"

Erick Freidell Cano es estudiante del programa de Tecnología de Sistemas y actualmente cursa octavo semestre. Después de ser víctima de bullying y matoneo a muy temprana edad, crecer y tener la oportunidad de hacer parte de una universidad incluyente le cambió la vida.Erick.jpg

"Me siento como pez en el agua porque acá hay respeto, podría decir que la mayor alegría de mi vida fue cuando llegué a esta universidad, porque me encontré con un ambiente sociable, sin discriminación, sin tortugasos, aparte nadie me roba y no hay espacio para bullying".

El significado de la palabra Bullying, término acuñado en la actualidad para referirse a la intimidación, matoneo o acoso escolar, es una conducta negativa, que genera actos de humillación, ridiculización, difamación, coacción, amenaza e incitación a la violencia y subyace varias formas de maltrato: psicológico, verbal, no verbal, físico o por medios electrónicos contra un niño, niña o adolescente, por parte de un tercero.  

Según la Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud, Colombia es uno de los países con mayor número de casos de Bullying; al menos el 20% de los niños de todo el país sufren algún tipo de acoso, y uno de cada cinco niños es víctima de persecución por parte de sus compañeros.

Frente a una realidad como esta, encontrar una historia como la de Erick, permite pensar que es posible salir avante y con determinación lograr los objetivos. Han pasado nueve años desde que nuestro pasajero sorprendente se graduó de bachiller dejando atrás días difíciles. "Yo iba a afrontar una guerra cuando iba al colegio porque todos me molestaban, me ponían apodos y hasta me componían canciones".

Sin duda, haber librado tantas batallas, le dieron el valor para asumir una nueva lucha y convertirse en universitario, por eso se esmeró y después de presentar innumerables exámenes de admisión en reconocidas universidades e instituciones de educación técnica, logró un cupo en la Universidad Cooperativa para sobreponerse a una sociedad cuya respuesta en la mayoría de los casos fue una negativa.

Freidell nació el 11 octubre de 1990, tiene tres hermanas, y a un amigo incondicional para quien no basta una conmemoración del día del padre porque también merece un agradecimiento por ocupar el lugar que un día la madre de Erick se negó a desempeñar.

Su padre Emiro de Jesús Cano, quién siempre ha apoyado a Erick en todas sus metas, pudo reconocer cómo desde muy pequeño, su hijo sintió una atracción por las computadoras y un afecto especial por los animales.

ERICK 2.jpgHoy por hoy, y bajo la coherencia de hacer lo que le gusta, sin más pretensiones que lograr un espacio en la sociedad siendo feliz, Erick se pasea por los corredores de la Univerciudad acariciando con esfuerzo el deseo de recibir su título como Tecnólogo de Sistemas mientras ofrece en las calles productos para mascotas que transporta en sus canastas plásticas. De esta manera, Erick busca más allá de un ingreso, entregar dosis de amor en forma de galletas, juguetes, cuido y accesorios a los peludos que siempre han visto en él a un buen amigo, sin prejuicios ni etiquetas, pues basta con verlos agitar su cola para compensar los "no" que las personas le han dado.

Animado por la buena compañía que le brindan los animales, Erick viene viendo crecer su negocio de venta de comida para mascotas y ahora es también conocido como paseador canino por los barrios de El Poblado, Itagüí y Envigado. Con cada paso, nuestro pasajero sorprendente amasa su sueño de convertirse en Ingeniero de Sistemas y tener su propia empresa, y si el tiempo se lo permite estudiar medicina veterinaria.

 "Empecé a trabajar no por necesidad, sino porque quería ayudarle a mi padre a pagar mi universidad. Encontrar trabajo en una empresa fue imposible, no sé qué pasaba, nunca me llamarón para ninguna entrevista y como tenía un dinero ahorrado quise comprar comida para mascotas y salir a venderla a los parques . . ."

Al escuchar a Erick, se hace evidente que los silencios en su vida lo alientan a descubrir saberes, pues la lectura y sus búsquedas en internet le han dado voz y alas a sus sueños. Como hobbies lee libros de Walter Riso, textos de historia, de ingeniería y economía. La matemática por su parte, siempre lo retan a esforzarse y por eso utiliza la internet para asimilar y entender su complejidad, con videos y tutoriales que le ayudan a profundizar en aquellos temas que poco comprende. En su tiempo libre practica programación de computadores, reparación de cómputo y despeja su mente haciendo ejercicio en su propia casa.

ERICK 3.jpgY aunque Erick confiesa tomarse tiempo para asimilar algunos aprendizajes, sin duda, con sus 26 años ha tenido tiempo suficiente para vivir una vida donde combina sus pasiones, dedica tiempo a investigar, se ejercita y se rodea de fieles amigos de cuatro patas para hacer de su vida un viaje seguro y feliz, pues, aunque tarde por entender algunas cosas, todo parece indicar que las reglas simples de la vida ya las entendió, entre ellas, despojarse de lo que no le permita avanzar.

"Todas las personas que sufran o sufrieron de las agresiones crónicas no dejen de seguir sus sueños, no se rindan, realicen sus proyectos, no se dejen intimidar de las personas y hagan toda la vida buenos amigos". Erick Freidell Cano. 


Ir arriba