Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Acreditación Skip Navigation LinksAcreditacion-programas Acreditación de Programas

Acreditación de Programas

Acreditación de Programas

micrositio acreditacion-16.png

​Una vez se cuenta con la aprobación del CNA para iniciar la presentación de los programas, se inicia ésta, comenzando por los programas académicos de pregrado. Esta presentación sigue una lógica que se ha ido construyendo en los cinco años de funcionamiento de la Dirección Nacional de Acreditación. El primer momento es la candidatura de programas por parte de los Directores de sede. Esta candidatura se hace con base en la evaluación histórica del programa, evaluación que se actualiza cada dos años, de acuerdo con instructiva del Consejo Superior de la Universidad.



micrositio acreditacion-33.png

El artículo 55 de la Ley 30 de 1992, plantea que "la autoevaluación institucional es una tarea permanente de las instituciones de educación superior y hará parte del proceso de acreditación."

Operativamente la autoevaluación es la segunda fase en el proceso de acreditación, después de la visita de Condiciones Iniciales que realiza el CNA y la lleva a cabo la institución que se somete a acreditación.

El resultado de la autoevaluación debe expresarse en un informe de unas 100 páginas y los anexos que la institución considere útiles para apuntalar el contenido del cuerpo central. Este último debe incluir información sucinta sobre el análisis y resultados de las características importantes de cada uno de los factores, así como una calificación global de cada factor, calificación que en la Universidad Cooperativa de Colombia se da en términos cuantitativos y cualitativos.



micrositio acreditacion-34.png

  • ​Conformación del Comité de Autoevaluación y Acreditación del Programa: Es fundamental integrar en el proceso a toda la comunidad académica: profesores, estudiantes, egresados, empleados, directivos y empresarios. Para esto se sugiere a la institución conformar el comité operativo de autoevaluación y acreditación del programa, el cual diseñará mecanismos para socializar el proceso, identificará fuentes documentales y no documentales (actores), diseñará técnicas e instrumentos y los aplicará para allegar la información, procesarla y analizarla con miras a emitir juicios sobre el estado de calidad del programa, redactar el informe final de autoevaluación con su plan de mejoramiento y discutir los resultados de la autoevaluación con la comunidad académica. Una vez elaborado el informe final de autoevaluación del programa, se remitirá al CIRAA, el que a su vez lo enviará al CINAA, para una revisión final, antes de entregarlo al CNA.

    Se recomienda que los integrantes de este comité sean docentes de diferentes áreas, que involucre personal administrativo del programa, un estudiante y un egresado.

  • Inducción al Comité de Autoevaluación y Acreditación del Programa: Es indispensable que las personas involucradas en la autoevaluación con fines de acreditación de un programa, en especial los académicos que la lideren, se familiaricen con el contenido del documento Lineamientos para la Acreditación de Programas, y reciban una capacitación previa en los procedimientos y las técnicas de autoevaluación, y en el manejo de los instrumentos que utilizarán en el proceso.

    Es fundamental que el Comité de Autoevaluación y Acreditación del Programa motive y socialice el proceso dando a conocer a la comunidad en qué consiste el proceso de acreditación.

  • Preparación del Cronograma: Se define el plan de actividades a realizar para el proceso de Acreditación, estableciendo un cronograma – Diagrama de Gantt, con fechas, responsables, observaciones, etc.

    Se pueden realizar diferentes cronogramas para varias fases o actividades del proceso.

  • Dise​ño de Instrumentos de Recolección de Información, IRI's: La recolección de los datos exige también la definición y utilización de instrumentos válidos y confiables, que permitan tener seguridad en la información que se obtiene y basar la construcción de los juicios en ésta. Los instrumentos deben ser elaborados en función de la estructura de la institución y del programa en particular. Los más utilizados son: los documentos, las encuestas, las entrevistas y los talleres. Una vez construidos y refinados estos instrumentos se aplican a las diferentes audiencias que participan en la autoevaluación.

    Las fuentes no documentales, (actores), son los miembros de la comunidad universitaria y los del sector externo, responsables y protagonistas de los hechos que son objeto de evaluación y quienes podrán identificar y expresar las fortalezas y debilidades. Entre éstos los más importantes son: profesores, estudiantes, egresados, directivos, empleados y empleadores.

  • ​Validación de Instrumentos de Recolección de Información, IRI's: Como en todo proyecto investigativo, y la evaluación lo es, no deben aplicarse instrumentos de recolección de datos sin previa validación de los instrumentos.
​​

micrositio acreditacion-41.png

El grupo responsable de la acreditación del programa, con la orientación de la Subdirección Nacional de Autoevaluación y los Comités Institucionales de Autoevaluación y Acreditación (CINAA y CIRAA), procederá a recoger la información relativa a los indicadores correspondientes a cada una de las características de calidad del modelo del Consejo Nacional de Acreditación, agrupadas en los factores del modelo.

La información puede ser primaria (encuestas, entrevistas y talleres) o secundaria (acopio de documentos según el factor).

Se presentan a continuación, basados en el modelo del CNA, sugerencias sobre fuentes e instrumentos.

  • Fuentes Documentales: Contienen información sobre la historia del programa y de la institución, así como de sus criterios y directrices expresadas en las declaraciones de visión, misión, metas, políticas, procesos, procedimientos, actividades, estatutos, reglamentos, resultados de anteriores evaluaciones y registros estadísticos del programa.​

  • Aplicación de Instrumentos de Recolección de Información, IRI's: Básicamente se aplican encuestas y entrevistas a muestras representativas de los estamentos universitarios.

  • Análisis de los Datos Recogidos: Recogida la información se observa su contenido, se organiza en categorías de análisis y se procede a analizarla e interpretarla con el propósito de identificar las fortalezas, debilidades, vacíos, relaciones, etc. Este análisis no debe quedarse solamente en la percepción positiva o negativa de los estamentos sobre las características y los factores.

    Se recomienda hacer este análisis en grupos, teniendo en cuenta tanto los referentes internos como externos.

  • Emisión de Juicios y Calificación: Una vez completada y recolectada la información, se procede a calificar el grado de cumplimiento de las características de cada factor, utilizando las escalas de ponderación y de gradación o calificación sugeridas antes de iniciar la recolección de datos.

    El resultado de esta gradación o juicio sobre el nivel de calidad obtenido permite determinar cuan cercano está el programa o la institución para obtener la acreditación. La calificación debe contemplar juicios cualitativos de la situación del programa. Como bien lo plantea el CNA, la emisión de juicios para esta calificación "debe incluir un análisis crítico de los elementos subjetivos involucrados en las evaluaciones… la importancia relativa de las características responde a consideraciones cualitativas y a ideas sobre la educación y la formación en las distintas áreas" (CNAb, 2006: 15)

  • Informe Fin​al de Autoevaluación: Se arma el informe y se presenta al CIRAA, el cual lo revisará y determinará si es necesario hacer ajustes antes de enviarlo al CINAA para su aprobación y posterior envío al CNA.

    Identificadas en el análisis las fortalezas, debilidades, vacíos, relaciones, etc, y teniendo en cuenta también el juicio sobre cada factor, se elabora el plan de mejoramiento respectivo priorizando las acciones que superen los aspectos de mayor debilidad identificados.

  • Sociali​zación: Al finalizar la elaboración de los juicios sobre el cumplimiento de las características de calidad y el plan de mejoramiento consiguientes, se socializan estos resultados con los diferentes actores de la comunidad académica.