Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Seguridad y Salud en el Trabajo Skip Navigation Linksriesgos-laborales-pausas-activas Pausas Activas

Pausas Activas

Pausas Activas


En la vida laboral son grandes los retos que se deben enfrentar diariamente por lo que es necesario preparar la mente y el cuerpo,  a través de ejercicios de relajación osteomuscular, antes, durante o después de una jornada laboral, con calentamiento muscular y pausas activas.

La pausa activa es un espacio dentro de la jornada laboral destinado a la realización de diferentes tipos de ejercicios con el fin de prevenir lesiones osteo-musculares y la fatiga o tensión acumulada por el desarrollo de las labores cotidianas dentro de la empresa.

Es importante cuidar la postura, seguir atentamente las indicaciones, mantener una  respiración adecuada buscando una correcta aplicación de los ejercicios, con el fin de incrementar los beneficios de los mismos. 

Hacer diariamente dos pausas activas con una duración de 7 minutos cada una,  mejora la flexibilidad, la fuerza muscular y la movilidad articular, por medio de diferentes ejercicios diseñados para este fin.

Cada pausa activa debe combinar ejercicios de miembros superiores, tronco y miembros inferiores, con el fin de aumentar la elasticidad y movilidad articular, favorece la coordinación y la capacidad de reacción, además incrementa la resistencia a la fatiga corporal.

Las Pausas activas generan espacios de interacción con el equipo de trabajo orientado a mejorar las relaciones interpersonales, promoviendo que se hagan en el mismo horario.

El calentamiento y la pausa activa no sustituyen la actividad física regular, la cual  se recomienda realizar adicionalmente, lo que ayuda a la disminución de las probabilidades  de aparición de enfermedades crónicas como: hipertensión, diabetes, dislipidemia,  enfermedad pulmonar obstructiva crónica, obesidad, osteoporosis y gran número de enfermedades, producto algunas veces de hábitos inadecuados adquiridos en el transcurso de la vida.

A nivel psíquico las pausas activas incrementan la capacidad de autocontrol, disminuye la ansiedad, el estrés, la agresividad y la depresión. Estimula la creatividad, la capacidad afectiva y mejora la memoria.

Al momento de realizar una pausa activa se debe tener en cuenta:

  • Mantener una postura adecuada durante los ejercicios
  • Mantener la respiración rítmica, suave y lenta 
  • Sostener o contar 7 segundos durante cada ejercicio
  • Repetir cada ejercicio de 3 a 5 veces de forma bilateral cuando se requiera​