Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2015 ¿Cómo trabajar para que educación superior sea incluyente en Colombia?

Universidad Cooperativa de ColombiaCampus BarrancabermejaSala de prensa2015 ¿Cómo trabajar para que educación superior sea incluyente en Colombia?

¿Cómo trabajar para que educación superior sea incluyente en Colombia?

​Entrevista con el Dr. Francisco López Segrera experto ​en tendencias mundiales en la Educación Superior

​¿Cómo trabajar para que educación superior sea incluyente en Colombia?

  • El mejor indicador de calidad de una Universidad es conocer a qué se dedican los egresados
  • Los docentes y profesores deben desarrollar una disciplina mundial
  • Los alumnos deben recibir herramientas para seguir aprendiendo y vincularle valores desde el ejemplo
  • El contacto con los estudiantes permite alimentar la vocación de docencia
  • Un 44% de jóvenes entre los 18 y 22 años van a la Universidad
 DSC_04322.jpg
 
Luego de participar en diferentes escenarios sobre las tendencias mundiales de la educación superior, el cubano Francisco López Segrera estuvo en la Universidad Cooperativa de Colombia sede Barrancabermeja compartiendo sobre su experiencia académica, habló sobre la tarea que tienen los docentes de enseñarle al alumno “aprender a aprender”.
 
“Pienso que los docentes debemos crear y fomentar valores para ser un ejemplo, y tratar de poner en práctica en nuestra vida diaria valores como la humildad, porque yo veo un alumno como un constructor de futuro y eso se empieza con el ejemplo, el amor y la pasión por lo que se hace”, dijo.
 
López Segrera fue miembro del Foro UNESCO de Educación Superior, asesor académico de la Red GUNI y autor de más de 25 libros, entre otros aspectos de su extensa hoja de vida. Durante su paso por Barrancabermeja manifestó que para lograr el éxito y desarrollo de las sociedades, es importante realizar un trabajo articulado entre el Estado, el mercado y la sociedad  con las Universidades.
 ​
“Las Universidades de Colombia tienen que enseñar al alumno a aprender a aprender y darle instrumentos para que siga aprendiendo por sí solo, es importante que la Universidad se acerque más a la empresa y a las instituciones públicas, para conocer qué tipo de egresados y profesionales necesitan los empresarios, sin convertir a la escuela en una servidora de los intereses privados, pero sí para crear un graduado que después tenga altas posibilidades de insertarse favorablemente en un mercado de trabajo”.
 
Recordó a los docentes la tarea de continuar en la búsqueda de apropiarse a nuevos escenarios académicos que demanden calidad y resultados a los retos y exigencias de la educación superior, además de las necesidades de la región y la viabilidad de presentar proyectos que garanticen la continuidad de formación.
 
“El docente tiene que esforzarse y trabajar muy duro, tiene que tejer en el estado del arte de su disciplina a nivel mundial, es decir, yo debo conocer los textos que se imparten desde su competencia en otros países, autores y lenguajes, no para copiar mecánicamente esos artículos, sino para impartir ese conocimiento y adaptarlo a lo que necesita Colombia”.
 
Entre tanto, reveló que la clave para permanecer en la docencia es la vocación y el trabajo de superación que debe realizar cada docente es desde lo personal. “Nunca el docente debe abandonar el aula de clases, así seas el Rector, porque es en el aula de clases​ donde se entera cómo está la institución, cosa que no se logra en una oficina, (…) Pienso que la Universidad Cooperativa de Colombia hace un esfuerzo muy grande por el tipo de estrato social (…) y por el alumno para construir equidad favoreciendo así la inserción laboral del alumnado”.
 
Algunas de las recomendaciones entregadas por López Segrera para la academia, es fortalecer las áreas de docencia e investigación y desde la Institucionalidad, proponer modificaciones a la Ley de Educación Superior, desde los montos económicos, hasta la equidad y accesibilidad en la enseñanza, solo así permitirá exigir calidad a las Universidades y trabajar por la inclusión.
 
“Hay quienes consideran que el Estado debe darle mayores fondos a ciertas Universidades de alto prestigio y la acreditación debe ser obligatoria, entonces las Universidades que no cumplen estos estándares no se les deben asignar fondos, pero eso tropieza la educación, porque hay algunas Universidades que aún no llegan a la excelencia, pero sí cumplen una función social, recibiendo un tipo de estudiantado que no tienen los expedientes, ni los ingresos para inscribirse en las Instituciones de alta élite, quedando así desprotegidos”
 
Finalmente hizo énfasis en el egresado, la importancia de conocer y hacer seguimiento a su crecimiento y desarrollo como profesional, haciendo hincapié en que éste es el mejor indicador de calidad de la Universidad.