Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2016 Sobre el caso del Caño Las Lavanderas

Sobre el caso del Caño Las Lavanderas

​La Universidad Cooperativa de Colombia Sede Barrancabermeja  se manifiesta frente al caso del Caño Las Lavanderas

 
DSC_0188.jpg 
La Universidad Cooperativa de Colombia Sede Barrancabermeja ​se encuentra preocupada por las denuncias de la comunidad, donde al parecer se ha registrado maltrato animal por parte de personas habitantes de la calle que viven en el caño Las Lavanderas, contiguo a la Institución y se declara respetuosa de la Ley 1774 sobre Protección de Animales.
 
Según el director Jorge Hernán Silva Besil, en los últimos días ha sido abordado por líderes comunitarios y animalistas del sector de la comuna tres y el barrio La Floresta Baja, quienes buscan trabajar en conjunto por la recuperación de dicho espacio, además para dar solución a la problemática que por años han soportado los residentes del sector, frente a la presencia de habitantes de la calle, consumo de sustancias psicoactivas y ahora, presuntamente maltrato animal.
 
“Desde la Universidad hemos notificado a la Policía Nacional sobre el aumento y concentración de esta población que se agrupa en  el caño cercano a la Universidad,  y en lo que va corrido del año, el Departamento de Policía nos ha acompañado vigilando el sector con un CAI móvil previendo por la seguridad de la comunidad académica y cercana”, dijo Silva Besil.
 
Entre tanto, el lote contiguo a la Institución y que se ha convertido en un paso obligado por los habitantes de la calle para dirigirse hacia el caño,  hace parte de los bienes de la Universidad de la Paz, el cual fue arrendado por la Universidad Cooperativa de Colombia para funcionar como parqueadero de vehículos para estudiantes y cuerpo académico, con el fin de evitar sanciones de la Inspección de Tránsito y Transporte, despejar las vías y evitar invasión del espacio público.
 
“Hasta la fecha no hemos recibido estudiantes que hayan resultado agredidos o lastimados por estas personas que ingresan hacia el caño por el lote arrendado que funciona como parqueadero público o que hayan sido testigo de hechos lamentables de violencia contra animales, sin embargo estamos muy atentos a escuchar  a la ciudadanía y dentro de las posibilidades de la Institución estaremos intervenido” aseguró Silva Besil.
 
Por lo pronto, la Dirección de Sede advierte que continuará notificando por escrito a las autoridades competentes y solicitando el acompañamiento y vigilancia en este espacio, con el fin de aminorar  los índices de inseguridad denunciados por la comunidad cercana.
 
Es preciso anotar que la Universidad Cooperativa de Colombia cumple con lo pactado en el contrato de arrendamiento, además de mantener el lote limpio, libre de maleza y en buenas condiciones para el parqueo de vehículos particulares.