Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2015 Ecohábitat, un ejemplo de emprendimiento

Ecohábitat, un ejemplo de emprendimiento

Ecohábitat, un ejemplo de emprendimiento

 

Desde el momento en que Lilia Consuelo Murcia, estudiante de décimo semestre de Contaduría Pública supo que se llevaría a cabo la Segunda Feria de Emprendimiento, no dudo en participar con Ecohábitat, un proyecto que crea muebles a partir de llantas usadas. 

La idea surgió cuando en noveno semestre tuvo que presentar su trabajo de grado, entonces decidió fabricar muebles ecológicos utilizando como materia prima las llantas usadas de autos, motos y bicicletas entre otros.

Esta futura contadora y su esposo se dieron a la tarea de elaborar muebles que, además de cómodos y estéticos, también son ecológicos, pues prolongan la vida útil de materiales que pueden ser contaminantes si no se les da un manejo adecuado.

“Para esos días mi esposo empezó a traer llantas y yo me empecé a preocupar, pues pensé, nos vamos a volver recicladores. Pero precisamente también se llevaba a cabo la Segunda Feria Empresarial en la Universidad, ahí nació la idea de diseñar y crear los muebles con las llantas que teníamos y surgió Ecohábitat. Le di a conocer mi idea a la profesora Nayibe Molina y a ella le  pareció una idea fabulosa, así que me brindó apoyo y asesoría constante”, enfatizó.

Lilia cuenta que no ha sido una tarea fácil de realizar, pero que le ha puesto ganas y motivación a lo que hace, tanto así que decidió renunciar a su antiguo trabajo para dedicarse de lleno a Ecohabitat.

“Los docentes de la Universidad Cooperativa de Colombia me impulsaron a darle vida a mi proyecto y no dejarlo solo en idea, y me parece importante  ya que la Universidad nos forma para ser profesionales y empresarios, y en ello enfatizan”, agregó.

Su propósito para el próximo año es participar en eventos como Expoartesanías para promocionar la calidad y funcionalidad de su producto y darse a conocer en el mercado nacional e internacional.

“Todo lo aprendido en la academia fue fundamental para mi proyecto, así pude determinar los costos de mis productos, hacer estudios de mercado y estudios de competencia que me permitieron establecer qué tan viable serían mis productos”, concluyó Lilia Murcia.