Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2016 La Contaduría Pública, amenazada por nuevo proyecto de ley

Universidad Cooperativa de ColombiaCampus BogotáSala de prensa2016La Contaduría Pública, amenazada por nuevo proyecto de ley

La Contaduría Pública, amenazada por nuevo proyecto de ley

​​La Contaduría Pública, amenazada por nuevo proyecto de ley


El decano nacional de la Facultad,  José Obdulio Curvelo Hassán, presentó fuertes cuestionamientos a las pretensiones que busca esta iniciativa. Reveló que con el proyecto se afecta sensiblemente la seguridad y la confianza en las relaciones que ofrece la profesión.

 calculator-1680905.jpg

Foto tomada de Pixabay.com​ 


Un proyecto de ley estatuaria que cursa en el Congreso de la República tiene en jaque a los contadores públicos del país porque introduce modificaciones que van desde el cambio de nombre hasta los alcances de la fe pública, eje de esta profesión.

 

Preocupado por el futuro que le espera a la contaduría pública, el decano nacional de la facultad, José Obdulio Curvelo Hassán, viene participando en todos los espacios en los cuales se socializa y analiza la iniciativa.

Uno de los últimos fue el Conversatorio nacional sobre el anteproyecto de ley "convergencia contable II", como se titula, en el cual compartió opiniones con el representante a la Cámara, Óscar Darío Pérez, uno de los promotores del proyecto; un representante de la Superintendencia de Sociedades, la representante del Junta Central de Contadores Públicos,  Gloria Nancy Jara; un representante de la Universidad Nacional de Colombia; Jesús María Peña, representante de los gremios y Hernando Bermúdez en nombre de la Pontificia Universidad Javeriana.


El proyecto Convergencia contable II que reforma algunos artículos de la Ley 43 de 1990 y la Ley 1314 de 2009, propone cambiar la denominación de los contadores públicos a contadores profesionales.


Así mismo establece la citada iniciativa que, "la función de registro y certificación de la profesión, que en la actualidad administra la Junta Central de Contadores, será entregada al Colegio Profesional de Contadores Públicos de Colombia, esta institución será responsable de entregar las tarjetas para el ejercicio de la profesión a quienes hubiesen cumplido con los requisitos de ley".

Ese organismo también es facultado para ejercer labores de inspección y vigilancia de la actividad profesional, lo cual es sensible dado que implicaría que los profesionales deban asumir altos costes por conceptos de afiliación y prestación de sus servicios, así mismo hace que un órgano privado remplace las funciones que le compete propiamente al Estado.


Durante el encuentro, el congresista Óscar Darío Pérez, quien lidera la iniciativa, disertó sobre la exposición de motivos, mientras que Jesús María Peña centró su intervención sobre los vacíos normativos del ante proyecto de ley. Por su parte Hernando Bermúdez llevó a cabo su intervención alrededor de los avances de la profesión en materia gremial en el escenario mundial y desde allí justificó posibles rutas de intervención que debe observar y considerar dicho iniciativa para que sea pertinente y legítima.


A su turno, el decano de Contaduría Pública, de la Universidad Cooperativa de Colombia, José Obdulio Curvelo Hassán, hizo un amplio y sistemático análisis al documento que resumió en cuatro críticas. En la primera de ellas señala que la configuración en la seguridad de las relaciones que media la contaduría pública se afecta sensiblemente en la iniciativa, lo que a su vez, genera serias repercusiones en la contabilidad como mecanismo probatorio y salvaguarda del bien público.


Como segundo punto, puso de manifiesto que se erige un cuerpo colegial privado, el cual genera una amplia carga económica a los profesionales que deseen prestar sus servicios profesionales. Así mismo se le confiere a dicho organismos el juicio ético, sin que se tengan claros los alcances de dichos procedimientos.


Finamente funciones públicas que reposan hoy en la junta central de contadores, quedarían en este cuerpo colectivo privado, que además solo reconoce la regulación en materia de contabilidad financiera, desconociendo la realidad empresarial del país a los cuales debe responder integralmente el contador público.


Igualmente, reveló que el proyecto de ley se centra en la certificación, lo cual va en contraposición con los avances que en materia del desarrollo del pensamiento contable se ha generado en Colombia.


Como cuarto criterio, señala que la iniciativa desconoce el tejido social y empresarial del país al favorecer un tipo de contabilidad para un selecto grupo de empresas, lo que trae consigo la supremacía de cuerpos gremiales sobre la realidad de la comunidad de contadores del país. Para el decano Curvelo Hassán, la demasiada concentración del interés en la contabilidad financiera podría afectar la competitividad de las pequeñas y medianas empresas, las cuales dispondrán de información financiera y complementaria poco pertinente y a un alto coste.


Con los aportes realizados durante este encuentro, se elaborará una propuesta que se entregará a los promotores del proyecto de ley, por parte del Colegio Nacional de Contadores Públicos, CONPUCOL.


Por otra parte, se abre con las conclusiones de este foro nacional nuevos campos de posibilidad para el debate y se incluyen nuevos criterios a los cuales debe responder la iniciativa de cara a la realidad del país, los desarrollos científicos en materia contable y las garantías que hoy reposan en la figura del Contador Público colombiano.

 Facultad Contaduría Pública / José Obdulio Curvelo Hassán​ - Comunicaciones Bogotá / Patricia Avendaño