Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2016 Nuestras brigadas llegaron al Sector de El Codito

Universidad Cooperativa de ColombiaCampus BogotáSala de prensa2016Nuestras brigadas llegaron al Sector de El Codito

Nuestras brigadas llegaron al Sector de El Codito

​​Nuestras brigadas llegaron al Sector de El Codito


DSC_0135-2.jpg

Voluntarios de la Universidad Cooperativa de Colombia  

El sábado 21 de mayo la sede Bogotá de la Universidad Cooperativa de Colombia visitó la comunidad del Sector del Codito en la localidad de Usaquén.

La Cooperativa COOPEVISA lleva 22 años de actividad comunitaria en este barrio, es una organización que desarrolla proyectos sociales para niños, madres cabeza de familia, jóvenes y adultos mayores. A través del programa Monitores Solidarios la Universidad ha realizado asesorías encaminadas al fortalecimiento de la Cooperativa, a partir de este trabajo la comunidad manifestó la necesidad de hacer presencia en su barrio y hoy, ya es un hecho.

Las facultades de Ingeniería,  Odontología, Ciencias Económicas y Administrativas a través del programa de Monitores solidarios, el Consultorio de Desarrollo Empresarial (CDEM), los programas de Ingeniría Ambiental, Ingeniería Electrónica, Ingeniería de Sistemas e Ingeniería en Telecomunicaciones, el departamento de Proyección Social y Alumni, hicieron parte del grupo de 33 voluntarios de la universidad que visitó esta comunidad y que realizó actividades para niños y adultos.

Janeth Rodríguez, Representante Legal de la cooperativa, afirmó  "queremos tener un servicio para la comunidad que realmente cree un impacto social y un cambio en la comunidad"  y se mostró complacida con la visita de la universidad a su comunidad, y expresó  "agradezco a los alumnos que nos acompañan y a los profesores que nos acogieron de buena manera y con interés, este es un trabajo muy importante para las comunidades porque su orientación y acompañamiento puede lograr un cambio en ellos".

Desde las diferentes disciplinas profesores y estudiantes contribuyeron con esta comunidad. La facultad de Ingeniería  llevó a estudiantes y docentes expertos  del programa de sistemas para realizar un diagnóstico, revisión y puesta en funcionamiento de los computadores de la cooperativa, el programa de ingeniería electrónica con la Clínica de juguetes,  reparó más de 70 aparatos con componentes electrónicos. A su turno, el programa de ingeniería ambiental brindó una charla sobre la clasificación de residuos con el fin de forjar una cultura de cuidado con el medio ambiente.

Por su parte la facultad de Odontología reunió a más de 80 niños para hablarles de la salud bucal por medio de conferencias y videos, y entregó kits de aseo. Monitores Solidarios y el Consultorio de Desarrollo Empresarial (CDEM) ofreció información y orientación respecto a los diferentes servicios que presta la universidad.

La Red  Corazón Alumni que busca que el egresado esté vinculado a la universidad y que aporte su conocimiento en beneficio de la población, también estuvo presente con siete egresados. El trabajo mancomunado y el propósito de dar lo mejor por las demás personas se vio recompensado con el agradecimiento de la comunidad.

La Coordinadora de Proyección Social, Ibeth Nayibe Gachancipa,  quien también hizo parte de la brigada, fue clara en decir que "la universidad hace una labor social que va más allá de una actividad de un día, queremos hacer ejercicios que generen  impacto positivos en la comunidad y que redunden en el mejoramiento de la calidad de vida de la población".

Las palabras de Janeth motivan a todos los colaboradores a seguir trabajando y a compartir su conocimiento con las familias de El Codito.

Andrés Moreno, estudiante de sexto semestre de odontología, fue voluntario en esta actividad y reconoció que  "estos ejercicios nos hacen ver la realidad de lo que nos vamos a enfrentar cuando salgamos al mundo laboral y nos permite tener un acercamiento con las personas".

Ver a un equipo integrado por profesores, administrativos y estudiantes motiva y alienta a seguir encaminando nuestras labores al trabajo con las comunidades que más lo necesitan. Es oportuno agradecer ese trabajo desinteresado y las ganas con las que lo hacen, su labor despierta en otros esa voluntad para ayudar y para emprender procesos que se toman tiempo, pero que al final resultan ser gratificantes.