Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2015 Conexión con la mente y el cuerpo

Conexión con la mente y el cuerpo

​​Conexión con la mente y el cuerpo

DSC_5589.JPG“El combate más difícil en la vida es contra uno mismo. Superar nuestros temores, debilidades, errores. Pero hay que verlo positivamente, porque este combate con la vida te ayuda a mejorar, todos tenemos una energía creadora que nos permite sanarnos”.

Jhon Jairo González Bejarano, es instructor de Bienestar Universitario hace 13 años en la Universidad, es selección Colombia en artes marciales chinas, tiene reconocimiento por la Universidad de Deportes de Beijing como entrenador, practicante y como selección en el área de Tai Chi, Kung- fu, Wushu, Chi Kung y en medicina tradicional oriental.

Hace 32 años practica la medicina oriental como un canal de conexión con las personas para que acreciente su espiritualidad. “Muchas veces en el diario vivir nos preocupamos más  por el aspecto físico que por el espíritu, hay que invertir tiempo para nuestra salud espiritual. La filosofía oriental es de servicio, de ayuda al prójimo en el momento que lo necesite. Una de las patologías que llegan al cuerpo es a través de los malos hábitos, como por ejemplo la respiración, que luego de los tres años olvidamos hacerla correctamente. Hay un punto energético entre el pubis y el ombligo que se conoce como Chi o Qí o Tantién, que en medicina tradicional oriental es un caldero que contiene fuego, vida, que se nutre a través del aliento, del oxígeno que llevamos a nuestro cuerpo.

Esa es la vida y ese calor que tenemos a nivel interno nos puede ayudar a proyectar una mejor salud, mejores reflejos, una mejor percepción de los sentidos, una mejor condición de vida. De esta manera con una correcta respiración abdominal nuestro cuerpo va a estar en gratitud con todo su ser y podrá llevar más oxígeno al cerebro y realizar sus desarrollos intelectuales más ágilmente, porque cuando no llevamos suficiente oxígeno al cerebro hay una deficiencia y por eso dan dolores de cabeza, hay pesadez visual, tiende a dar insomnio, pereza, cuando se empieza a respirar bien se empieza a protegerse energéticamente”.


¿Cómo respirar correctamente?

Inhalamos por la nariz y dirigimos el aire hacia la parte baja del abdomen hasta que este se expanda totalmente. De esta manera la energía fluye hacia cada una de nuestras células.

Para recuperar la energía, el instructor de Bienestar Universitario aconseja evitar tener el televisor en la habitación y el celular al momento de dormir, ya que estos aparatos aun apagados continúan emitiendo sus ondas eléctricas, las cuales nos quitan la energía del cuerpo.