Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2015 Mejora tus hábitos posturales

Mejora tus hábitos posturales

Bienestar Universitario

​Mejora tus hábitos posturales

Con el propósito de crear conciencia para disminuir el estrés en el trabajo, recomendamos algunos hábitos posturales que benefician la salud y disposición en el ejercicio académico, profesional y personal que a diario se realiza. 

DSC_5590.JPGJhon Jairo González Bejarano. Instructor de Bienestar Universitario.
Selección Colombia en artes marciales chinas, reconocimiento por la Universidad de Deportes de Beijing como entrenador, practicante y como selección en el área de Tai Chi, Kung- fu, Wushu, Chi Kung y en medicina tradicional oriental. Lleva aproximadamente 13 años como Instructor de Bienestar Universitario.
Nota desarrollada *En colaboración con el Instructor de Bienestar Universitario Jhon Jairo González Bejarano.

¿Qué es un hábito postural?
 Es tomar conciencia de cómo mantener nuestro cuerpo realmente alineado y balanceado a través de una ley de gravedad,  una ley que da la madre tierra que es mantenernos a nosotros en este centro. Porque la ley de gravedad presiona nuestro cuerpo para estar pegados a la tierra y la tierra ejerce una fuerza contraria para que nos podamos mover adecuadamente en este espacio conservando nuestros patrones de movilidad articular y muscular.
La columna vertebral tiene unos ángulos anatómicos que son prioritarios para mantener el peso y la gravedad del cuerpo, sobre todo la del tronco y los miembros superiores. Estos ángulos son: ángulo cervical, ángulo torácico y el ángulo lumbar o lumbosacro.
Son ángulos que hay en la columna para poder manejar las presiones de carga que hay en la cabeza, ya que esta pesa mucho con relación a la parte cervical; los huesitos de la cervicales, los cuerpos vertebrales son muy pequeños con relación al peso y al tamaño de la cabeza, entonces ellos tienen que estructurar ciertos ángulos entre las cervicales para poder que esta se mantenga, se sostenga y no se produzca ningún tipo de lesión. Pero hay personas que acostumbran leer muy inclinados, están todo un día en la oficina inclinando la cabeza para poder hacer sus transcripciones o escribir frente al computador y el más común, el uso del celular, entonces las personas comienzan a tener dolores de cabeza, se acorta la visión, les da sueño con facilidad, mantienen más fatigados, sus sentidos no van a funcionar al ciento por ciento porque hay una alteración que hace que los músculos se contraigan demasiado y al contraerse no permiten el buen fluido sanguíneo ni la buena conexión del sistema nervioso central y periférico además la falta de buena oxigenación de las fibras musculares por estar contraídas se dificulta la circulación del oxígeno a nivel celular y muscular. De ahí la importancia de mantener una buena postura en el lugar de trabajo. 

Cinco hábitos posturales saludables

DSC_6894.JPG 

1.Sentarse frente al computador 
Al sentarse frente al escritorio, sacar pecho, al hacerlo nuestra columna se organiza anatómicamente. Las piernas no deben pasar por encima de las caderas, ni por debajo, las rodillas deben estar en línea formando un ángulo de 90 grados.
2.  Barrer o trapear
Al barrer las personas desplazan más su tronco para poder mover la escoba o el trapeador; la escoba o el trapero tienen un  manguito, ese palo se debe desplazar con el movimiento de los brazos y no con el tronco.
3. Levantar un objeto
Cuando vamos a levantar algo del piso debemos hacerlo con las rodillas flexionadas y el objeto debe pasar casi que pegado al cuerpo, para cuidar la postura de la columna vertebral, de esa forma evitamos lesiones.
4. Al levantarse de la cama
Llega el momento de levantarse y lo que hacen muchas personas es levantarse de frente. Un cuerpo que está totalmente relajado, sus músculos no están preparados para reaccionar rápidamente, entonces muchas personas generan una lumbalgia mecánica, hernia discal por ese tipo de forma de levantarse. La idea es que el cuerpo debe girar para un lado y con la ayuda de los brazos ir levantando el tronco, las piernas deben estar flexionadas, posteriormente las piernas sea derecha o izquierda y el pie respectivo por fuera de la cama hacia el piso. Se debe esperar unos 5 o 10 segundos para que el cuerpo tome conciencia postural y levantarse. Porque cuando se hace rápidamente, las personas pueden sentir mareo o dicen ver “lucecitas”.
5. En el baño
Importante la postura que adoptamos en el baño. Por el tamaño y la forma en que están hechos los inodoros, el recto no queda recto, sino torcido. La recomendación para que este ejercicio sea menos traumático para el cuerpo es conseguir un asiento plegable para utilizar en el baño para ubicar los pies, de manera que las rodillas queden por encima de la cadera. Al quedar las rodillas por encima de la cadera el recto queda recto, la uretra va a estar bien organizada, hay menos presión de la vejiga para expulsar la orina. Esto va a mejorar 100 % la deposición, y va a evitar los famosos hemorroides, cáncer de colon, estreñimiento.

Para poner en práctica estos hábitos y conocer más de esta información puedes asistir al Taller de Artes Marciales y Yoga con el Instructor Jhon Jairo González Bejarano.