Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2015 Una experiencia de vida que se convierte en un proyecto de emprendimiento

Universidad Cooperativa de ColombiaCampus CaliSala de prensa2015Una experiencia de vida que se convierte en un proyecto de emprendimiento

Una experiencia de vida que se convierte en un proyecto de emprendimiento

​Una experiencia de vida que se convierte en un proyecto de emprendimiento

“Desarrollando el campo contribuimos a generar paz”

Wilson-Restrepo.jpg 

Wilson Andrés Restrepo Valderrama, desde hace ocho años está vinculado con la Universidad como Auxiliar de Laboratorio de la Facultad de Ingeniería y es el gestor del Semillero IASAN.

Wilson abrió un libro lleno de emociones, de gente, repleto de saberes, cargado de naturaleza, un libro sin papel ni letras. Uno diferente a los que leía en su niñez, a sus escasos cuatro años cuando aprendió a descifrar lo que contienen las letras al unirlas.  Este libro es el de la vida y la experiencia que le ha traído conocer diferentes culturas indígenas y aprender de sus formas de vida. Hoy pasados sus treinta años, inicia un proyecto profesional y personal, regalo bien merecido de sus recorridos y acompañamiento a estas comunidades durante diez años.

Wilson llegó a la Universidad Cooperativa de Colombia sede Cali un 4 de febrero de 2008 y se desempeña como Auxiliar de Laboratorio en la Facultad de Ingeniería. “Llegué a formar parte de esta gran familia, he sido testigo durante ocho años de los constantes y significativos cambios que año tras año esta institución ha tenido, comenzando con su infraestructura, continuando con los cambios administrativos y el mejoramiento constante  en la calidad de los programas ofrecidos. Por eso doy lo mejor porque he visto como esta universidad día a día da lo mejor”.

El protagonista de esta historia, nos cuenta que durante este tiempo ha decido dar lo mejor, porque así como la universidad le ha dado la oportunidad de capacitarse y ser mejor cada día con el apoyo de los diferentes departamentos, es su deseo poner sus capacidades y talentos al servicio de las comunidades rurales, que son para él  la base fundamental para el sostenimiento del país, pues de los indígenas y campesinos tenemos el sustento a diario. 

Decidió formar en la universidad el Semillero de Investigación IASAN - Industrialización de alimentos basados en semillas ancestrales, el cual comparte con siete estudiantes del programa de Ingeniería Industrial, con la profesora Carmen Elisa Gómez de la Facultad de Ingeniería, el instructor de Artes Marciales de Bienestar Universitario Jhon Jairo González, una estudiante de la Universidad del Valle y un profesional en agronomía.    


Los inicios de este proyecto y mirada al futuro 

grupo-comunidad.jpg“Me he movido por diferentes comunidades indígenas del país, lo que es mi principal afición, conocer sus tradiciones y conocimientos, con ellos he aprendido a percibir la vida de una manera diferente. Aprendí una filosofía de los pueblos indígenas, que es el sumak kausai, que traduce vivir bien en comunidad y en perfecta armonía con la naturaleza. Esta filosofía ancestral del cuidado de la salud, de las aguas, la protección del ecosistema y la biodiversidad, le da forma a mi idea de crear una empresa social fundamentada en tres raíces (ejes), producción agroecológica, empresa social, consumo ético.

La naturaleza nos enseña a trabajar en equipo y a incluir diferentes especies para el sostenimiento del ecosistema, por esta razón decidí incluir varias personas en la idea. Lo primero que hice fue crear un semillero de investigación y rodearme con personas de mente abierta con ideas similares. Desde mayo de este año, que se dio origen al Semillero IASAN otras personas se han ido apuntando a esta gran idea, entre profesores de la universidad, profesionales y estudiantes de otras instituciones.

En la actualidad hay un equipo sólido, muy motivado, con la satisfacción de poder generar desarrollo en comunidades. Estamos en el proceso de capacitar a la comunidad de la vereda Montañitas a 40 minutos del municipio de Yumbo en los tres ejes expuestos anteriormente, con ellos se han realizado dos capacitaciones y se organizaron en “mingas” que son grupos de trabajo voluntario para el desarrollo de proyectos comunitarios. En esta primera minga se propone la construcción de un tanque artesanal de almacenamiento de aguas lluvia con capacidad de 7000 litros para el riego de los cultivos orgánicos que pronto vamos a dar inicio a escala mayor, pues hasta el momento tenemos cultivos pilotos con excelente resultado.

Se busca a mediano plazo con esta comunidad producir alimentos de alto contenido alimenticio basados en semillas ancestrales, entre ellas Amaranto como principal, seguido de quinua y chia, con la firma de ser 100% orgánico, sin químicos ni el cultivo ni en su transformación.

Semillas.jpgCon los integrantes del Semillero constituiremos una empresa social con el nombre “Alimentos Semillas de Vida” encargada de generar desarrollo y pagar un precio justo a la comunidad, transformar las cosechas en diferentes productos alimenticios y ponerlos al servicio de la población, mejorando la nutrición y con ello la salud y bienestar de nuestros hermanos colombianos”.

Este proyecto está dando sus frutos, ya tienen una muestra de los productos que realizan con la comunidad. Por otro lado, los estudiantes integrantes de este semillero, tienen proyectado presentar esta investigación como parte de su trabajo para graduarse.