Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2016 "Con disciplina y esfuerzo no hay meta que no se pueda conseguir"

Universidad Cooperativa de ColombiaCampus CaliSala de prensa2016"Con disciplina y esfuerzo no hay meta que no se pueda conseguir"

"Con disciplina y esfuerzo no hay meta que no se pueda conseguir"

Perfil /​ Sede Cali

 

"Con disciplina y esfuerzo no hay meta que no se pueda conseguir"​

 

DSC_3911.JPG

​La Facultad de Derecho de la Universidad Cooperativa de Colombia, sede Cali, cuenta desde este año con la experiencia investigativa del profesor Israel Biel Portero, licenciado en Derecho y doctor de la Universitat Jaume I de Castellón (España), estudio complementado con estancias de investigación en Leeds (Reino Unido) y Ginebra (Suiza). Realizó su especialización en derechos humanos en el Institut des Droits de l´Homme de Estrasburgo (Francia). 

 Al escuchar hablar al profesor Israel, te das cuenta que no es de Colombia, su acento exquisito nos transporta a España. Nació en Zaragoza, pero vivió la mayor parte de su vida en Castellón, a orillas del Mediterráneo. Cuenta que extraña el mar, no ha aprendido a bailar salsa y trata de no perderse los partidos del Real Zaragoza. Su estancia en Colombia inició hace poco menos de cuatro años, con la fortuna de encontrar no solo el trabajo que le gusta si no al amor, a su compañera de vida con quien se casó hace un año. También nos dice que tiene unos padres excelentes y un hermano menor y que como buen académico europeo, es reflexivo, ordenado y sociable ¡y es cierto! manifiesta una sonrisa al hablar y una postura abierta hacia su conocimiento. 

Durante su primer año de carrera en Derecho, supo que quería hacer un doctorado en Derecho internacional. Así que se esforzó por obtener las mejores calificaciones que le permitiesen optar a una beca para acceder al doctorado.

“En los últimos años del pregrado, empecé a colaborar con quien luego sería mi director de tesis y maestro. Dado mi interés por los derechos humanos, él me propuso seguir de cerca una propuesta que acababa de presentarse ante la Asamblea General de Naciones Unidas para la creación de un tratado internacional sobre discapacidad. Ahí empecé a investigar el tema y ya no lo he dejado. Luego es inevitable acabar comprometido con un grupo de personas que tradicionalmente ha sido víctima de violaciones generalizadas y constantes de sus derechos humanos".

Llamamos Derecho internacional público, al sistema de normas y principios que regulan las relaciones de los sujetos que, como los Estados o las organizaciones internacionales, forman la Sociedad Internacional. Ya en el doctorado se especialiazó en el Derecho internacional de los derechos humanos, y dentro de este, en los derechos de las personas con discapacidad, este fue el tema de su tesis.

La legislación ha avanzado muchísimo en cuanto a los derechos de las personas con discapacidad, especialmente por el impulso de Naciones Unidas. Las normas internacionales, y tras ellas las nacionales, han reconocido a las personas con discapacidad como verdaderos sujetos titulares de derechos. Con ello se busca desterrar por siempre los modelos basados en la segregación, la marginación y la exclusión. Sin embargo, aun cuando las normas han cambiado todavía persisten ciertos modelos y actitudes sociales reacios a facilitar estos cambios.

En cuanto a Colombia dependería de con quién nos comparemos. Seguimos muy lejos del Reino Unido o Suecia, que son un ejemplo en el respeto de los derechos de las personas con discapacidad, pero hemos hecho más cosas que algunos países de nuestro entorno más cercano. Lo importante es que los esfuerzos por mejorar sean continuados y constantes. Hemos adquirido importantes compromisos internacionales que hay que cumplir y hacerlos realidad.

Por ejemplo, en 2011 se ratificó la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que obliga a adoptar las medidas adecuadas para promover, proteger y asegurar el disfrute de todos los derechos humanos y libertades fundamentales por todas las personas con discapacidad.

Cada uno de los tratados que Colombia ha firmado y ratificado es importante, pues traen consigo obligaciones que el Estado se ha comprometido a cumplir. Si me preguntas cuáles son los más importantes para los colombianos, te diría que los tratados de derechos humanos, que exigen a Colombia a respetarlos, protegerlos y hacerlos realidad.

La relación entre el proceso de paz y el Derecho internacional es clave. De una parte, porque las normas y la jurisprudencia internacionales han establecido unos lineamientos que regulan y estructuran los procesos de transición. Colombia debe ser respetuosa con los mismos para garantizar la legitimidad y legalidad del proceso. Y por otra parte, porque desde su puesta en marcha en este proceso de fin del conflicto armado, el país tiene la oportunidad de contribuir a la aplicación de los nuevos modelos de entender la justicia transicional, basados en un enfoque más humano de consolidar la paz, la justicia y la reconciliación”.


Experiencia investigativa ligada a la docencia 

Los inicios en la docencia del profesor Israel están relacionados con su doctorado, ya que mientras lo estudiaba, obtuvo una beca del gobierno valenciano en el cual le exigían publicar e impartir docencia.
“A partir de ahí comienza mi carrera como profesor. Recuerdo que mi primera clase fue en una maestría, y que yo era el más joven del salón. Junto a la docencia, mi principal tarea académica ha sido la investigación. He participado en proyectos de investigación públicos y privados, de ámbito internacional, nacional, regional y local. Desde mi llegada al país también he podido hacer mucho trabajo de campo, que me ha permitido empaparme de la realidad colombiana. Aun así, mi hábitat natural es rodeado de libros frente a un computador". 
 
"Quienes nos dedicamos a la investigación como a la docencia tenemos una posición aventajada para incidir sobre la sociedad que nos rodea. Yo deseo dejar un mundo un poco mejor que el que me encontré al nacer, y tanto desde el salón de clase como desde el libro puedo hacer mi pequeña aportación. Dice un proverbio africano que si muchas personas pequeñas hacemos muchas cosas pequeñas desde muchos lugares pequeños podemos llegar a cambiar la cara del mundo".
 
"En cuanto a los estudiantes, siempre los invito a  ser críticos. Que cuestionen los dogmas y duden de todo lo que se les dice en clase o en los manuales, empezando por lo que yo les cuento. Que fomenten su curiosidad, que lean, que indaguen y formen su propio criterio. Hoy en día estamos sobrecargados de información, así que cada vez tiene más valor la capacidad de ser selectivo, analítico y de formar un criterio propio". 
 
"Entre los consejos que podría darles al personal estudiantil es: primero, que sean generosos en el esfuerzo. Con disciplina y esfuerzo no hay meta que no se pueda conseguir. El talento ayuda, pero en el largo plazo es la capacidad de sacrificio la que resulta determinante. Y segundo, comparto uno de los mejores consejos que me dio mi maestro. Que al final, por encima de los éxitos y los logros, lo verdaderamente importante es ser buena persona. Es la calidad humana lo que realmente marca diferencias entre las personas y lo que, al final, hace que nuestro paso por este mundo acabe siendo o no valioso”.

 

Retos proyectados en la U 

Me gustó mucho el plan estratégico y el proyecto de crecimiento que la universidad ha asumido, y me sedujo la idea de hacer parte del mismo. Me gustaría poder seguir desarrollando mi vocación investigadora y contribuir a la formación de los estudiantes que tanto esfuerzo hacen por acceder a la educación superior.
Docencia e investigación.JPG
 

¿Por qué elegiste ser profesor?

No sé si lo elegí o nací con eso. En mi familia le dirán que mis respuestas parecen explicaciones de clase. Y algo de razón llevan. Además, desde niño tuve excelentes maestros que no sólo me marcaron profundamente, sino que creo que terminaron de modelar mi vocación.

 
De mi experiencia como profesor resalto la satisfacción que se siente al saber que se ha podido contribuir al crecimiento personal y profesional de un estudiante es inmensa. Cuando se logran buenas dinámicas con un grupo, que es una responsabilidad compartida, los resultados pueden ser sorprendentes. 

 
A mis estudiantes les recalco que son privilegiados. Sea porque su familia les puede costear los estudios, sea porque lo hacen ellos mismos con su trabajo, tienen ante ellos la oportunidad de formarse como profesionales en un país donde el acceso a la educación superior es muy limitado. Y ese privilegio trae consigo la responsabilidad de aprovechar esa oportunidad. ​