Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2016 "Nuestra labor como profesores es motivar a los estudiantes con estrategias de aprendizaje"

Universidad Cooperativa de ColombiaCampus CaliSala de prensa2016"Nuestra labor como profesores es motivar a los estudiantes con estrategias de aprendizaje"

"Nuestra labor como profesores es motivar a los estudiantes con estrategias de aprendizaje"

​Sala del conocimiento

"Nuestra labor como profesores es motivar a los estudiantes con estrategias de aprendizaje"

DSC_9135.jpg 

Jorge Alexander Barrios Medina,  es profesor de la Facultad de Derecho y Jefe de Área de Derecho Privado, tiene como consigna que la labor del profesor no solo implica llegar al salón de clase e impartir conocimiento a los estudiantes desde el ejercicio teórico y práctico, sino que también se debe invitar a los estudiantes a generar disertación frente a temas de interés general y de actualidad, labor que empieza desde los profesores y profesoras, motivándolos e incentivándolos a estar en continuo proceso de aprendizaje, razón por la cual le permite a los estudiantes ver como los maestros/as no son simplemente los agentes que dictan clase referente a una materia en particular, sino también son personas que invitan a debatir y cuestionar posiciones teóricas, legislativas, jurisprudenciales y doctrinales que permiten acrecentar el nivel académico, encontrando  motivación alguna en los procesos académicos y de investigación para ser profesionales competitivos con el mercado y la Región.

El profesor Barrios, junto con tres profesores más; Consuelo Bugallo (Docente hora cátedra – Abogada Litigante), Felipe Santiago (Docente Hora Cátedra – Juez de la República de Colombia), William Taborda (Docente Hora Cátedra – Juez de la República de Colombia) hacen parte de esta estrategia que le permite a los estudiantes intervenir con su conocimiento.

Para ellos “El proceso de pertenencia y los acreedores con garantía real”,  es un tema de absoluta trascendencia y actualidad, puesto que a la luz de la entrada en vigencia del Código General del Proceso, implica asumir un análisis y postura jurídica desde la academia y desde la posición del abogado litigante. Antes de abordar el tema que centra la atención de los estudiantes, los profesores les explican que el legislador en el Artículo 673 del Código Civil, regula, entre otras formas, a través de las cuales se pueda adquirir el dominio de los bienes, la prescripción. Sin embargo, no es en el articulado del libro 2 de dicho Código donde se desarrolla todo lo atinente al citado modo de adquirir el dominio y nos remite entonces, al libro IV, concretamente, a partir del Artículo 25121  y ss.

DSC_2468.JPG 

Impartiendo Conocimiento sobre la norma 

Es importante señalar que de conformidad con la norma en cita (2512), la prescripción opera de dos maneras, esto es: o para adquirir las cosas ajenas o para extinguir acciones o derechos ajenos. 

La prescripción recae sobre bienes muebles como inmuebles. Sumado a ello, admite una clasificación legal, en ordinaria y extraordinaria. La primera, en tratándose de muebles se requiere de un tiempo necesario de 3 años y, si es de inmuebles, 5 años. En la segunda, es necesario un lapso de tiempo superior a 10 años para adquirir el dominio.

Si bien es cierto se requiere de varios elementos para poder predicar que a través de la prescripción se adquiere el citado dominio de los bienes, el factor preponderante es el tiempo.

"Adentrándonos en el tema objeto de estudio, tenemos que el derogado Código Procesal Civil regulaba en el Artículo 407 lo atinente al proceso de Pertenencia y en el actual Código General del Proceso, nos debemos ubicar en el Artículo 375". Manifiesta el profesor.

En la Regla 5ª de los citados artículos, se indica: 

“5. A la demanda deberá acompañarse un certificado del registrador de instrumentos públicos en donde consten las personas que figuren como titulares de derechos reales principales sujetos a registro. Cuando el inmueble haga parte de otro de mayor extensión deberá acompañarse el certificado que corresponda a este. Siempre que en el certificado figure determinada persona como titular de un derecho real sobre el bien, la demanda deberá dirigirse contra ella. Cuando el bien esté gravado con hipoteca o prenda deberá citarse también al acreedor hipotecario o prendario. --- El registrador de instrumentos públicos deberá responder a la petición del certificado requerido en el inciso anterior, dentro del término de quince (15) días.” (Negritas y subrayas fuera de texto).

Dado lo anterior, se puede afirmar que en los procesos de pertenencia en la actual legislación, los acreedores se constituirán en parte demandada. Y en razón de ello, surge el siguiente cuestionamiento: En la sentencia declarativa, advirtiendo que prosperan las pretensiones demandatorias, ¿Podrá el juez ordenar la extinción de tales gravámenes?.

Con respecto a la prenda y a la hipoteca, se puntualiza que lo pretendido por el acreedor, ya sea prendario o hipotecario, es perseguir el bien dado en garantía (prenda o hipoteca), para de esta manera, garantizar el pago de la obligación que media entre las partes (acreedor y deudor). Las figuras a las cuales hacemos alusión, tienen su consagración legal en los Artículos 2409 a 2431 y 2432 a 2457 del Código Civil Colombiano. 

Si la respuesta a la pregunta anterior fuese afirmativa, se puede señalar a renglón seguido, que estaríamos ante una nueva causal de extinción de la hipoteca y de la prenda. Es decir, se estarían modificando los citados Artículos 2431 y 2457 del Código Civil. De donde se deduce, que se estaría violando el precepto Constitucional que pregona la prevalencia de las normas sustantivas sobre las adjetivas o procesales, concretamente, Artículo 228 de la Carta Magna.

Sujetos a los señalamientos del Artículo 2452 del Código Civil, en nada afecta el derecho del acreedor hipotecario o prendario, ya que éste tiene su derecho de perseguir la cosa en cabeza de quien se encuentre y sin importar el título a través del cual se haya adquirido, pues, no debe olvidarse que estamos en presencia de derechos reales (prenda e hipoteca).

Ahora bien. Si se deben respetar las garantías señaladas en las normas sustanciales, tendríamos que afirmar que no le sería posible al juez ordenar la extinción de estos gravámenes, siendo inocua ya que, afirmar lo contrario, sería crear una pugna con respecto al régimen legal en materia de bienes.

Estos son los análisis y el conocimiento que se imparten desde el aula de clase del Profesor Barrios, donde se puede afirmar que hay conocimiento de lo que compete hacia la norma y lo que tiene como consigna para motivar a sus estudiantes de conocer con profundidad lo que se dicta en clase.