Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2016 El nuevo paradigma de la sostenibilidad

El nuevo paradigma de la sostenibilidad

​​​Sala de conocimiento

El nuevo paradigma de la sostenibilidad ​​​

img_curso-9.jpg

Autor:
Julián Ricardo Rodríguez Soto
Profesor Investigador Sede Espinal 
Estudiante de Doctorado en Administración

Universidad de Medellín


Durante muchos años el concepto de sostenibilidad estuvo asociado o ha sido visto únicamente desde la perspectiva ambiental, en estas épocas tan convulsionadas y cambiantes, el concepto ha logrado permear otras dimensiones y hace parte del debate académico, teórico y científico en todo el mundo, lo que ha despertado un interés de otras disciplinas de por medir, cuantificar y cualificar que tan responsable es el consumo de hoy y como los seres humanos podemos reducir las huellas o hacer el consumo responsable, pero el debate no para, lo que se evidencia hoy es todo un cambio en el paradigma del concepto, de hecho la forma integral como está siendo estudiada la sostenibilidad a la fecha, es tal vez el logro más importante, por lo que entorno a este concepto, muchas disciplinas, han hechos sus aportes y están interesadas en el tema. ​

A lo largo de la historia, el ser humano ha logrado grandes transformaciones, pasando de una cultura de producción artesanal, centrada en la satisfacción de sus necesidades básicas y la de sus comunidades circundantes, pasando por el consumo desmedido, hasta llegar a las reflexiones o debates sobre el impacto del consumo desbordado y la necesidad de incentivar un consumo responsable.

Dichas transformaciones en sus inicios  generaba pocos problemas a los recursos naturales y si afectaba la supervivencia humana; la falta de procesos o elementos que hoy parecen  tan básicos, como la potabilización del agua, los antibióticos y el aislamiento de los desechos sólidos humanos,  amenazaron incluso la supervivencia de la raza humana, lo que despertó un interés desbordado por dar solución a estos problemas que amenazaban las condiciones de vida y fueron visto como problemas de salud pública en el mun​do.​

Es evidente que  el éxito relativo en la mejora de la calidad de vida de los seres humanos, ha traído consecuencias para la biosfera y la geosfera, incrementado sustancialmente la presión sobre una mayor oferta de productos y bienes de servicio ambiental; por tanto en la medida de que el ser humano percibe que tiene control sobre la naturaleza, genera impactos ambientales que disminuyen la capacidad de resiliencia del ecosistema (Perez & Rojas , 2008), una característica propia de la revolución industrial donde se aumentó sustancialmente la oferta de producto bienes y servicios para el consumo humano y la mejora de la calidad de vida, sin tener en cuenta el impacto ambiental que esta praxis generaría en el mediano y largo plazo.

Si bien es cierto, una de los principales retos de las ciencias es lograr despertar el interés por un tema y hacer que una comunidad científica, mediante procesos de investigación que den cuenta de evidencias claras y comprobables de hacia dónde debe ir la aplicabilidad, uso e incluso el consumo, en la época de explosión de la producción en línea fue poco interesante para la comunidad científica poder medir la obsolescencia, disminución y afectación de los recursos naturales, por tanto una de las grandes deudas de los procesos de industrialización ha sido la falta de compromiso con el uso responsable de los recursos naturales.

Por tanto, el debate de la sustentabilidad en Colombia y en el mundo entero tuvo su origen en la incapacidad de los recursos naturales para soportar la demanda desmedida motivada por el consumo humano y la producción industrial, este primer avance logro despertar el interés de ecologistas y ambientalistas, si bien es cierto un gran avance, este proceso tardo demasiado en despertar el interés de otras ciencias en el mundo, por lo que fue visto y abordado como un problema de la ecología y o del medio ambiente, o sea un problema complejo, atendido por pocas corrientes, lo que significó que tendencias como el reduccionismo o el determinismo, no fueran suficientes para un problema complejo.

Con el correr del tiempo y las victorias tempranas en materia de sostenibilidad y el territorio, se llegó a conclusiones o resultados más incluyentes, como la necesidad imperiosa, de que en los territorios se tuvieran una visión más holística de las potencialidades de sostenibilidad,  donde se incluyera, la biofísica, la perspectiva social y cultural, la postura económico  y las institucionalidad política, (Rodriguez, Carrizosa, & Mance, 2008). Desde luego este logro, permitió que el problema complejo de la sostenibilidad, donde intervienen desde los seres humanos, pasando por el aparato productivo y económico y llegando a las instituciones,  fuese visto como un problema incluyente que venció las barreras de abordaje antes usadas como el reduccionismo, o el determinismo, para ser visto y analizado desde la complejidad de un sistema, es tal vez el logro más importante ya que abrió el debate científico para que la sostenibilidad en los territorios fuera visto como un problema complejo e inclusivo y visto desde la perspectiva de la teoría general de sistemas, ya que  cualquier falla en el engranaje podría, podría estar siendo desestimada lo que no permitiría tener la dimensión completa del problema.

Es por ello que el debate de la sostenibilidad cada logra llamar más la atención de investigadores, del aparato estatal e incluso de los mismos productores; y aun es el interés de casi la mayoría de los individuos, si bien es cierto la solución no esta en integrar muchas ciencias para abordar un problema que nos atañe a todos, lo realmente importan es ver como desde el consumo responsable de los individuos, desde unas políticas estatales sólidas y responsables y desde unos productos comprometidos con el uso responsable de los recursos naturales se pueda llegar a soluciones más tangibles, que redunden en condiciones de territorios proclives a la producción responsable sin afectar desmedidamente los recursos futuros.

En conclusión la sostenibilidad es un problema tan complejo que no debe ser visto como un problema de unos pocos, sino de todos y poder tener conciencia en que los recursos naturales son finitos, es el primer gran avance para genera conciencia en los seres humanos sobre el consumo responsable y la corresponsabilidad con el medio ambiente y las futuras generaciones.

Referencias:

Pérez, M. A., & Rojas , J. (2008). Desarrollo Sostenible: Principios, Aplicaciones y Lineamientos de Politica para Colombia. Santiago de Cali: Universidad del Valle.

Rodríguez, M., Carrizosa, J., & Mance, H. (2008). Gobernabilidad,instituciones y medio ambiente en Colombia. Bogota: Foro Nacional Ambiental.​