Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2016 El enfrentamiento entre liderazgos del medio oriente Arabia Aaudí vs Irán

Universidad Cooperativa de ColombiaCampus Ibagué-EspinalSala de prensa2016El enfrentamiento entre liderazgos del medio oriente Arabia Aaudí vs Irán

El enfrentamiento entre liderazgos del medio oriente Arabia Aaudí vs Irán

Medio oriente

El enfrentamiento entre liderazgos del medio oriente: Arabia Aaudí vs Irán

​​ 

Edgar Vieira Posada
Director Centro de Pensamiento Global

CEPEG
Universidad Cooperativa de Colombia

logo.pngEl Centro de Pensamiento Global – CEPEG  tiene por objetivo facilitar la inserción de docentes y estudiantes  en las dinámicas de un mundo en proceso de globalización. 

En los primeros días de 2016, se agravó el enfrentamiento entre Arabia Saudí  e Irán con la ejecución por el gobierno saudí de un líder chiita de ese país y 45 personas más acusadas de terrorismo, lo que pone en evidencia la disputa existente por el liderazgo regional entre sunitas saudíes y chiitas iraníes. Se debe tener presente la división religiosa islámica en estas dos grandes ramas, de las cuales se desprenden otras secundarias como el wahabismo presente en Arabia Saudí (del que era miembro Ossama Ben Laden creador de Al Qaeda), lo cual se remonta a los orígenes mismos del Islam en el siglo VII, cuando a la rama sunita practicante de la ortodoxia en la interpretación del Corán y sin existencia de clero, le surgió la rivalidad de los chiitas, seguidores de Alí yerno de Mahoma (casado con su hija Fátima), dirigidos por un clero cuyos máximos exponentes son los ayatolas.

Si bien los sunitas son mayoría en el mundo musulmán, la subida al poder de los chiitas liderados por el ayatola Komeini desde 1979, con el derrocamiento del Sha de Persia gran amigo de Estados Unidos, tuvo a Irán enfrentado hasta hace poco a Occidente, cuando se logró en 2015 tras largas negociaciones en Ginebra – Suiza, el compromiso de desmontar la producción nuclear iraní para fines militares. Y el derrocamiento del dictador Hussein en Iraq por tropas estadounidenses, luego de los ataques realizados por Al Qaeda el 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, condujo finalmente a la convocatoria de elecciones que fueron ganadas por los chiitas iraquíes quienes pasaron a gobernar, con el resultado estos años de atentados permanentes con carros bomba realizados alternativamente por sunitas y chiitas.

1Iran_Saudi_Arabia_Locator.svg.jpg
  Foto tomada de: http://bit.ly/1OkMU9i​

En la vecina Siria, la situación es desoladora ante los intentos frustrados de una coalición de múltiples tendencias que ha tratado ineficazmente de derrocar el gobierno de Al Assad de la rama suní y de la vertiente alauita, con centenas de miles de muertos y millones de refugiados que han sido el mayor componente de la migración forzada hacia Europa. Esto ha sido aprovechado por suníes todavía más fanáticos y radicales como los del Estado Islámico o Daesh, quienes se han apoderado territorialmente de parte de Iraq y de Siria recomponiendo un Califato que pretende extender sus dominios territoriales al norte de África y al centro de Asia. Sus métodos son sanguinarios y brutales, degollando a sus víctimas por no adherir a su facción.

En el centro de Asia, lleva también largos años el conflicto de Afganistán, en donde los gobiernos occidentales llegaron a brindar armas y entrenamiento a grupos musulmanes opositores del gobierno comunista que gobernaba el país, y que una vez derrocado, facilitó el ascenso al poder de los talibanes que brindaron apoyo y encubrimiento al grupo de Al Qaeda liderado por Ossama Ben Laden, quien se había refugiado luego de romper con los reyes gobernantes de Arabia Saudí, indignado por permitir éstos la presencia de tropas estadounidenses cerca de las dos ciudades sagradas para los musulmanes como son Medina y La Meca en las que predicó Mahoma. Tropas occidentales derrocaron finalmente a los talibanes, pero ante el próximo retiro del país, es posible que haya sido otra intervención en vano y que los fanáticos talibanes recuperen el poder.

Para no alargarnos más, en el extremo sur de la península arábiga se desarrolla hace meses una intervención armada en Yemen por parte de Arabia Saudita, para tratar de sacar a una facción chiita que se tomó el poder y que cuenta con el apoyo de Irán. La zona del Medio Oriente se volvió pues una zona de conflictos religiosos generalizados, motivados fundamentalmente por los enfrentamientos entre quienes ejercen los liderazgos en la Región: Arabia Saudí por los sunitas e Irán por los chiitas.

En paralelo se viene produciendo un realineamiento geopolítico en la región, pues se está dando un acercamiento de naciones occidentales con Irán, mientras se enfrían las relaciones con el tradicional amigo de occidente: Arabia Saudí, su principal proveedor de petróleo. En esto influye el crecimiento en la propia producción petrolera de los Estados Unidos con la técnica del "fracking", que le ha permitido disminuir sus importaciones de petróleo y a futuro, enfrentar las consecuencias de lo acordado en diciembre de 2015 sobre el calentamiento global, con la decisión de los países del mundo de ir sustituyendo energías contaminantes como el petróleo por energías limpias sustitutivas. Son muchos los importantes cambios que se están y seguirán dando en este mundo globalizado.