Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

+ Juntos Skip Navigation Linksdesarrollo-estilo-de-direccion Desarrollo - Estilo de Dirección

Universidad Cooperativa de Colombia+ JuntosDesarrollo - Estilo de Dirección

Desarrollo - Estilo de Dirección

Desarrollo - Estilo de Dirección

Estilo de Dirección de la Universidad Cooperativa de Colombia


El Estilo de dirección es la forma a través de la cual un líder asume el proceso de dirigir a las personas a su cargo, enfocado en las tareas y/o en las personas.  Describe las competencias y los comportamientos a los que recurre el jefe para interactuar con sus colaboradores y obtener así los resultados deseados. Estos comportamientos pueden ser valorados por parte de los miembros del grupo.

La Universidad Cooperativa de Colombia, desde finales del 2013, realizó un proceso de construcción del estilo de dirección que queremos identifique a los líderes de nuestra Institución, para ello se definieron: Los 6 sentidos de nuestros líderes.

1.Sentido del oído, para lograr una comunicación efectiva.

Requiere la habilidad de saber cuándo y a quién preguntar para llevar adelante un propósito, eligiendo el modo y la forma adecuada para luego transmitir y realimentar de manera explícita (oral y escrita) o implícita, con coherencia, consistencia, precisión y claridad.

  • Identifica qué, cuándo y a quién preguntar para la consecución de la información relevante de su cargo.
  • Escucha atentamente a los demás y se esfuerza por comprender el significado de la información que recibe.
  • Expresa las ideas con orden y precisión captando la atención del interlocutor.
  • Ajusta el lenguaje a la terminología, características y necesidades de su interlocutor o el grupo al cual se está dirigiendo.
  • Utiliza herramientas y metodologías para diseñar y preparar la mejor estrategia de cada comunicación.
  • Socializa la información que sea necesaria que los demás departamentos o instancias conozcan.

2.Sentido de la vista, para la dirección y desarrollo de personas.

Implica un esfuerzo constante por mejorar la formación y el desarrollo tanto personal, como de los demás, a partir de un análisis previo de sus necesidades y de la organización, para orientar adecuada y eficazmente el desempeño de las personas hacia las metas establecidas. Exige capacidad para fijar objetivos, entregar responsabilidades, ejercer acciones de seguimiento, dar retroalimentación y analizar resultados.

  • Identifica las fortalezas y debilidades de las personas que conforman su equipo de trabajo para el cumplimiento de las metas establecidas.
  • Promueve la presentación de sugerencias y recibe con apertura propuestas de sus colaboradores.
  • Se preocupa por efectuar evaluaciones y dar retroalimentación sobre la manera como trabajan  sus colaboradores.
  • Realiza seguimiento de la evolución de los proyectos y el establecimiento  de objetivos.
  • Está atento a las necesidades de formación humana y técnica de sus colaboradores.
  • Busca la colaboración de los departamentos de talento humano para planificar acciones de desarrollo individuales y colectivas para cada colaborador. 
  • Reconoce el potencial de las personas que conforman su equipo de trabajo y permite que se proyecten dentro de la institución.

3.Sentido de la orientación, para ejercer un buen liderazgo.

Capacidad para dirigir personas o recursos hacia un objetivo común. Implica guiar, desarrollar y motivar el desempeño y el logro de objetivos y metas comunes. Es modelo de actuación para los demás. 

  • Tiene una visión estratégica e integral de la organización.
  • Comunica las directrices, misión y escenarios a todo el equipo de trabajo.
  • Motiva y establece un clima de confianza en el grupo, generando un ambiente de entusiasmo y compromiso.
  • Es coherente en sus pensamientos, comportamientos y expresión verbal, siendo un modelo a seguir dentro de la organización.

4. Sentido del olfato, para detectar oportunidades y generar conciencia organizacional.

Habilidad para comprender e interpretar las relaciones de poder de la institución o en otras organizaciones. Implica identificar tanto a las personas  que toman decisiones como aquellas que pueden influir sobre las anteriores; además, de ser capaz de prever, cómo nuevos acontecimientos o situaciones, afectan a las personas o a los grupos dentro de la organización.

  • Reconoce con anticipación conflictos potenciales en su dependencia y aplica soluciones basado en la experiencia de otras.
  • Actúa con notable destreza en sus intercambios sociales con personas de otras organizaciones.
  • Identifica las necesidades cambiantes de la organización y utiliza las relaciones influyentes para responder a dichos cambios.
  • Posee amplio conocimiento de la cultura de la organización y se preocupa por transmitirla a su entorno.
  • Actúa de manera proactiva ante las repercusiones que pueden tener para otros departamentos las decisiones o nuevos procedimientos que se adopten dentro de la dependencia.
  • Toma decisiones objetivas y oportunas, al prever situaciones poco favorables para el cumplimiento de los objetivos estratégicos de la organización.

5. Sentido del tacto, para lograr una sensibilidad emocional.

Capacidad para interpretar y entender efectivamente los sentimientos y pensamientos, comportamientos y preocupaciones de los demás y ser consciente de hasta dónde se puede actuar sobre ello. Comprende como la forma en que su acción y sus decisiones pueden afectar positiva o negativamente a quienes le rodean.

  • Comprende las razones de fondo de los pensamientos, sentimientos y preocupaciones del otro.
  • Transmite a la otra persona mensajes de acercamiento y entendimiento.
  • Se aproxima emocionalmente al otro en situaciones difíciles.
  • Presta apoyo emocional en esas circunstancias.
  • Estimula el intercambio de pensamientos y sentimientos con otros.
  • Se interesa proactivamente, aunque siempre manteniendo la prudencia y la discreción, por conocer el entorno familiar, personal y laboral de la gente a su cargo, así como las satisfacciones y problemas que le puede generar.

6. Sexto sentido, para planear y organizar.

Capacidad de determinar eficazmente metas, y prioridades a las tareas propias y de los demás, estipulando una acción, plazos y recursos requeridos, incluye el seguimiento y verificación de la información. 

  • Anticipa los puntos críticos de una situación o problema, estableciendo controles y mecanismos de verificación y coordinación.
  • Verifica datos e información para asegurar la calidad de los procesos.
  • Establece prioridades, objetivos, recursos y plazos para la realización de las tareas.
  • Es capaz de administrar simultáneamente diversas tareas o proyectos complejos. 
  • Diseña mecanismos de control y seguimiento, para medir el rendimiento y productividad de su equipo de trabajo.