Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2016 Satisfacción del deber cumplido

Satisfacción del deber cumplido

​Satisfacción del deber Cumplido

 Tania Bolaños.jpg

Cuando la Ph.D en Derecho Tania Gicela Bolaños Enríquez asumió como directora de la sede Pasto, sabía que este nuevo reto no sería fácil, pero esta mujer de gran corazón, que soñó con ser astronauta y descubrir las maravillas del universo, se convertía hace 3 años en una líder capaz de transformar la Universidad Cooperativa de Colombia en su ciudad natal y trazar un rumbo claro y contundente de lo que debía ser una educación de calidad en Nariño.

Sabiendo que su presencia en la Dirección de la Sede sería temporal y que el tiempo apremia, trabajó desde el primer día de forma incansable y con ahínco para consolidar un equipo que respondiera a este nuevo reto, y al tomar la decisión de partir hacia nuevos rumbos en la capital del país, se siente satisfecha al ver el resultado de su esfuerzo, reflejado en el compromiso de estudiantes y profesores, en el trabajo decidido de los administrativos y en la  confianza del sector externo hacia la Universidad que reconoce el aporte de la Institución en el desarrollo y progreso de la región. Se va tranquila porque los cimientos que quedan son fuertes, segura de que no hay marcha atrás, y continuará trabajando por la Universidad desde la sede Bogotá adelantando proyectos multicampus para la consolidación del Estado Social de Derecho durante el postacuerdo. 

Formada como Abogada de la Universidad Externado de Colombia, Doctora en Derecho con énfasis en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario en la Ruprecht-Karls-Universität Heidelberg, Alemania, Magíster en Derecho Público, con énfasis en Derecho Internacional Público de la misma universidad y Especialista en Derecho Administrativo de la Universidad Colegio Mayor Nuestra Señora del Rosario fue antes que jefe, señora, amiga y líder.

Qué pasó por su mente cuando le dieron la noticia de haber sido seleccionada como Directora de la Sede Pasto? Fueron 2 momentos, el primero cuando me dieron la noticia, me sentí muy feliz, fue muy sublime, sentí el orgullo de mis padres, y muchas ideas llegaron a mi mente, empecé a planear todo lo que quería hacer. El segundo llegó después de 15 días cuando me senté en el escritorio y me di cuenta de la responsabilidad que tenía, mayor a la que venía asumiendo como Decana de la facultad de Derecho, ahora ya no tenía que responder por una sola facultad con 500 estudiantes sino por más de 2.000 y lo que eso representaba para Nariño, me di cuenta de la magnitud del reto, porque nosotros influimos en las personas, no solo los educamos y los perfilamos, de nosotros depende como serán estos seres integrales mañana.

Usted se trazó unas metas y diseñó lo que quería ver en un futuro,  al tomar la decisión de irse, 3 años más tarde, cómo ve lo que planeó?  Cuando miro atrás pienso lo valiente que fui, a pesar de que sabía que iba a ser capaz tenía mucha incertidumbre porque finalmente apenas me estaba dando a conocer, estuve mucho tiempo fuera de mi región y  había mucho que cambiar, teníamos que darle un giro de 180 grados a la Universidad. Mi disciplina, constancia  y calidad humana, hizo que nos trazáramos un norte claro y desde el principio, en la primera reunión con todo el equipo les recalqué los principios  que liderarían mi administración, la ética, la responsabilidad, el respeto absoluto por el otro, por la diversidad, pensar en academia, honestidad, calidad, cero alcohol y eso lo dejé muy claro. Inició el trabajo para reenfocar al equipo y con ellos la Universidad, como directora tomarlos de la mano, guiarlos, pero este es un trabajo en varias direcciones, el equipo, los profesores y estudiantes también me retroalimentaron, de hecho, el éxito de mi gestión está allí, en haber tenido en cuenta las ideas de los otros, en potencializar sus fortalezas y ayudarlos a superar sus debilidades, en permitir el diálogo fluido y argumentado, me rodeé de un equipo armónico, disciplinado, comprometido, apasionado porque no basta solo con saber, sino también se debe querer. Hoy Nariño cree en nosotros porque hemos demostrado lo que podemos hacer, los lazos generados con el sector externo son muy importantes, la Universidad y el Estado deben trabajar articuladamente para fortalecer la competitividad, mi segunda meta era fortalecer el clima laboral, de ello depende que la gente se sienta feliz cuando viene a trabajar, reorganizar los espacios para tener un nuevo ambiente y encontrar a las personas claves para la posición que se estaba buscando, quizá me criticaban un poco porque me demoraba en seleccionar  a mis colaboradores pero yo necesitaba que fueran personas completas, debían ser buenos en su disciplina y también buenos seres humanos, por eso se respira alegría, tranquilidad, el ambiente de entrega absoluta que lo ven propios y extraños, nosotros somos una familia; teniendo todo lo demás tenía que venir.

También se plantearon metas al interior de la institución como incrementar el número de estudiantes pero no incrementarlo porque sí, sino brindando programas pertinentes, con calidad, trabajando por la educación continua y posgradual, el próximo año tendremos 6 programas nuevos de posgrado, eso demuestra que el trabajo en equipo y la proyección rinden frutos, la proyección social, la extensión, la docencia, la investigación como pilares de la institución, ser una  universidad de responsabilidad social, al pertenecer al sector de la economía solidaria nosotros  sembramos en estudiantes y profesores esa semilla que hace que trabajen por la comunidad, que no piensen solo en ellos, porque uno crece cuando piensa en los demás, hacer investigaciones acorde con la región y ser interdisciplinarios para adaptarse a los cambios.

Qué sucederá con la sede después de que usted entregue el cargo? El compromiso como academia continua, tenemos un deber para con el sur occidente, más ahora que se firmó el cese definitivo al fuego y pronto firmaremos el acuerdo de paz, es un reto para Colombia, es un primer paso. Esta Universidad que pertenece al sector solidario, que trabaja por la inclusión, la libertad, la democracia, el emprendimiento y el cooperativismo tendrá un papel muy importante, nuestro compromiso con el sector externo se mantiene firme, escuchar las necesidades para suplirlas, ofrecer oportunidades para los profesionales, mejorar sus competencias para que el mercado laboral los acoja, escuchar sus requerimientos en investigación para solucionar problemas y llegar a sitios donde el Estado no puede llegar con nuestras actividades de proyección social, pero empezando a generar impacto, además el nuevo director será una persona  íntegra, responsable, académica, comprometida con la región, que dejará florecer el conocimiento, el camino continua y a la Universidad solo le esperan éxitos.