Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2013 Actitud positiva ante la vida

Actitud positiva ante la vida

​​Actitud positiva ante la vida

Edgar.JPG


Si bien por las dramáticas consecuencias de la violencia nacional quedó cuadripléjico, lo cierto es que jamás socialmente se le ha visto victimizado o sometido al imperio de la desesperanza o la depresión; muy por el contrario, al entrar en contacto con él uno siente la fuerza de su alegre energía, de su entusiasmo a toda prueba, de su amor por la vida.

Edgar rada lozano es el primer egresado en graduarse, de la cohorte del programa de especialización en Derecho Probatorio; este hecho ejemplifica muy bien su carácter firme y positivo, que siempre logra destacar en los ámbitos de la inteligencia y del servicio social. Afianzado en una personalidad extraordinaria, que combina admirablemente con una sólida autoestima y humilde orientación de servicio al prójimo, este hombre evidencia un constante progreso en su formación profesional y en su proyección cívico-social.

Su trayectoria por la Universidad ha sido extraordinariamente positiva, particularmente por las lecciones de vida que, con su actuar cotidiano como estudiante, le ha brindado a toda la comunidad universitaria;  nos ha enseñado el valor de la actitud ante la vida, la importancia de la disciplina, de la sociabilidad, del amor al prójimo y del compromiso con el proyecto personal de vida.

En el transcurso de su vinculación en el pregrado del Programa Derecho, que concluyó en el año 2011, siempre se distinguió como ese líder inspirador que alentaba a sus compañeros a exigirse con metas elevadas de desempeño académico; particularmente se destaca su extraordinario amor por la Institución, de la que no titubea al considerarla como uno de sus grandes amores, y a la que con sincero compromiso ha servido desde entonces, tanto al interior de sus muros (como, por ejemplo, al postularse y ejercer como representante estudiantil ante el Consejo Académico)  en sus servicios de extensión y proyección social.

Esas excelsas virtudes atraen hacia él la admiración y lo convierten en una persona que vale la pena conocer y disfrutar de su enriquecedora amistad.