Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2014 Retos en las relaciones Universidad-Empresa-Estado

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2014Retos en las relaciones Universidad-Empresa-Estado

Retos en las relaciones Universidad-Empresa-Estado

Universocial

Retos en las relaciones Universidad-Empresa-Estado​

Editorial Universocial 1.jpg

En el contexto nacional e internacional de la educación superior, no cabe duda que la Universidad a través del desempeño de sus funciones sustantivas deber ser un agente protagónico e impulsor del desarrollo socioeconómico de los países. Con esto,  está de acuerdo el profesor  T. Schultz (1961), quién afirma que el bienestar  del presente y  futuro de un país debe estar determinado básicamente por su capital humano, situación nada fácil poner en practica si se observa  un mundo cada vez más dinámico, exigente y con altos niveles de competitividad sectorial, gremial y personal, con mercados que poseen factores multivariables que giran en torno al capital financiero, lo cual genera turbulencias económicas muchas veces no predecibles, caracterizadas por contar con consumidores cada vez más conscientes e informados sobre las realidades de los fenómenos y sus posibilidades frente a lo que quieren, pueden, necesitan y están en condiciones de adquirir. 

Por su parte la empresa o el sector productivo tiene como misión la producción, conversión o transformación de bienes y servicios para la satisfacción de las necesidades de los miembros de una comunidad. Así mismo el estado, tiene por papel el de gestionar y garantizar el bienestar, crecimiento y desarrollo de las sociedades en un entorno de seguridad, libertad, equidad y justicia.
Tal como se puede observar,  estos tres actores, es decir, Empresa, Estado y Universidad, en adelante EEU, propenden por una mejor sociedad desde el punto de vista cualitativo y cuantitativo, no obstante, desde sus inicios hasta la década de los 50´s, éstos, trabajaban de manera independiente y sin ningún tipo de relación formal convergente que pudiera maximizar la efectividad del trabajo individual que realiza cada uno.  En el mundo,  las primeras relaciones formales de este tipo, se dan en paralelo con el nacimiento la ciencia moderna, asumiendo el nombre de modelo de Triple Hélice, “cuyo marco general es la economía evolutiva y los enfoques institucionalistas en teoría económica, complementado con una perspectiva sociológica sobre los procesos de innovación” (Gonzalez, 1999).

Según Etzkowitz y Leydesdorff (1998),  el modelo Universidad, Gobierno y Empresa, busca  aprovechar las dinámicas universitarias como gestor de conocimiento,  que contribuye a las relaciones entre el estado y la empresa y los resultados de la interacción entre las tres partes para la creación de innovación empresarial como apalancamiento para el desarrollo social y económico de la sociedad.

EL modelo de la TH, como inventiva coadyudante de gestión para el desarrollo de los países,  ha sido ampliamente desarrollado en Estados Unidos y Europa, particularmente en España ha sido deliberadamente trabajado mediante la generación de leyes, estructuras gubernamentales, apoyo con recursos financieros a la investigación y a la innovación, creación de parques tecnológicos, gestación de oficinas de interacción, entre otras.  Sin embargo, en España  a pesar de los grandes esfuerzos y compromisos de sus actores, los resultados no han sido los mejores, estudios empíricos realizados por los profesores Vega, Gutiérrez y Fernández de Lucio (2009),  en la industria española, demuestran que las empresas  se acercan a las universidades con el fin de lograr acceder a ciertas fuentes de recursos de concurso público y no realmente con la intención de desarrollar articulación en torno a las necesidades de innovación de los sectores económicos o para potenciar los niveles de competitividad de las regiones y propiciar condiciones de desarrollo local, regional o nacional.

En el caso de Colombia, las experiencias en materia de relaciones UEE, se desarrollan de manera más visible y formal desde 2007, cuando el Ministerio de Educación Nacional, apoyó la gestación de ocho Comités universidad Empresa estado –CUEE, verbigracia, CUEE Santander, CUEE eje Cafetero, CUEE Valle, CUEE  Bogotá, CUEE Costa Caribe, CUEE Tolima-Huila, CUEE Nariño-Cauca y CUEE Antioquia. Para el caso de éste último, se observa un gran avance en relación con  los demás por los resultados de innovación  evidenciados como producto de las relaciones de dicha triada, (Ramírez & Valderrama, 2010). “Los CUEE son agentes regionales formados de los acuerdos establecidos entre los grupos de investigación de las universidades y empresas del sector productivo, que tienen como objetivo principal generar y promover proyectos de investigación aplicada, enfocados a atender necesidades tecnológicas reales de las empresas para el desarrollo regional” (MEN, 2009).

Para la Universidad Cooperativa de Colombia, es una oportunidad la existencia de los CUEE en las diferentes subregiones del país, toda vez que en cada una de ellas se encuentran vigentes sus ejercicios de construcción de sociedad a partir de sus procesos de docencia, investigación y proyección social, apalancados por la doctrina que le dió origen: el cooperativismo social. Desde el año 2010 la Universidad, ha venido participando activamente en los CUEE con 12 de las 18 sedes que tiene en el territorio nacional a saber: Pasto quién es líder en el CUEE Nariño-Cauca, Barrancabermeja, Apartadó, Ibagué, Medellín-Evigado, Cali, Villavicencio, Cartago, Pereira, Bucaramanga, Neiva y Espinal.
  
En la actualidad la UCC se encuentra en proceso de transformación y consolidación a nivel académico y administrativa,  dentro de dicho proceso, se desataca la definición de su modelo de Transferencia Tecnológica como una táctica para la articulación de sus procesos misionales, la visibilidad investigativa y de impacto en el medio, apoyado por la estructuración y gestación de una Oficina de Transferencia de resultados de investigación OTRI, también llamada  oficina de Transferencia Tecnológica OTT, la cual, servirá como intermediaria entre los investigadores de la Universidad, las empresas y el gobierno, a la hora de identificar resultados de investigación y llevarlos a los sectores industriales para que produzcan bienes y servicios que contribuyan de manera residual al mejoramiento de las condiciones de vida comunidades donde desarrollan su objeto misional.  Ésta OTT, entre otras, tendrá en el corto y mediano  plazo, entre otras,  la tarea de llevar a feliz término el registro de cuatro patentes de invención fruto de juiciosos ejercicios de investigación aplicada, realizados en la universidad en los últimos cinco años: una en materia de innovación agroindustrial  para caficultores, otra en meteorología y dos en el campo de la Robótica, así como también la  Transferencia  directa resultados de nuevo conocimiento gestados en los proyectos investigativos de los dos últimos años.

En este contexto, se pueden inferir algunos de los retos que en materia de relaciones UEE podrían plantearse dichos actores para tributar a la efectividad de sus resultados. 

Para el Estado: 

  • Liderar la estructuración y gestión de una agenda nacional articulada con las estrategias y programas del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, y las vocacionalidades de las subregiones, que posibilite la visibilidad de resultados de las interacciones de los CUEE y su impacto en la sociedad.
  • Promover y apoyar la creación CUEE en subregiones en donde hoy no se hace presencia, en apoyo con aquellas que ya tienen cierto grado de madurez.
  • Fomentar las dinámicas de las triadas UEE mediante la asignación de más recursos para la investigación, la innovación y la promoción de la gestión tecnológica por parte de universidades y sectores productivos.
  • Generar incentivos fiscales que motiven la participación de las empresas en proyectos de innovación con las universidades y sus OTT.
  • Ajustar la normatividad en materia de contratación, propiedad intelectual, Transferencia Tecnológica, explotación de patentes, etc.

Para las empresas:

  • ​Trascender en sus participaciones dentro de los procesos de innovación empresarial e ir más allá de la participación para lograr visibilidad o acceso a recursos, incorporando de manera sistemática los resultados de los ejercicios investigativos de las universidades que le sirvan para potenciar sus capacidades centrales, para mejorar y aumentar su contribución al desarrollo de los pueblos.
  • Focalizar sus esfuerzos en sectores intensivos en I+D.
  • Llevar la empresa a la universidad como mecanismo de perfección de las relaciones y de efectividad para el logro de los fines de la triada.

Para la Universidad:

  • Producir, transmitir y transferir conocimiento útil para satisfacción de necesidades y atención de retos de todos los miembros de la sociedad.
  • Propender por modelos más simples y efectivos de Transferencia Tecnológica con el apoyo de OTT más dinámicas, eficientes y eficaces.
  • Adaptar las normativas internas a los cambios y demandas del medio, buscando siempre facilitar los procesos de Transferencia Tecnológica de sus miembros.
  • Definir y apropiar nuevos mecanismos, instrumentos y procedimientos de las UTT con el fin de darle más eficiencia a los procesos de que subyacen en el seno de la misma.
  • Acercarse más al estado para la construcción conjunta de agendas programáticas de desarrollo local y regional.
  • Realizar periódicamente estudios  en las sociedades, que permitan evaluar los modelos de Transferencia Tecnológica, su impacto y los factores que la determinan, con el fin de darle un carácter más dinámico a su funcionamiento. 


Por lo pronto, se espera que lo que hoy existe respecto a CUEE sea efectivo, que se fortalezca la movilidad de los miembros de sus comunidades entre las hélices,  buscando complementariedades y ganancia de valor agregado en la adquisición, transmisión y transferencia de conocimiento,  lo cual posibilitaría una mejora de las condiciones de desarrollo de los pobladores de las regiones en donde cumplen su objeto misional,  mostrando a la ciudadanía todas las bondades del modelo para que el compromiso no solo sea de estos tres actores, sino un compromiso de todos.


Trabajos citados​

  • Etzkowitz, H., & Leydesdorff, L. (1998). The Triple Helix as a Model for Innovation Studies. Science & Public Policy , 195-203 .
  • Gonzalez, T. (1999). EL MODELO DE TRIPLE HÉLICE DE RELACIONES UNIVERSIDAD, INDUSTRIA Y GOBIERNO: UN ANÁLISIS CRÍTICO. ARBOR Ciencia, Pensamiento y Cultura, 739-755.
  • MEN. (20 de 07 de 2009). Comité Universidad – Empresa – Estado (CUEE). Recuperado el 05 de 08 de 2013, de Ministerio de Educación Nacional: http://www.mineducacion.gov.co/1621/article-196467.html
  • Ramírez, M. d., & Valderrama, M. (2010). La Alianza Universidad-Empresa-Estado:una estrategia para promover innovación. Revista EAN, 112-133.
  • Schultz, T. (1961). Investment in human capital. American Economic Review, 1-17.
  • Vega, J., Gutierrez, A., & Fernandez-de-Lucio, I. (2009). La Cooperación con Agentes Científicos y su Incidencia sobre el Desempeño Innovador de la Empresa. INGENIO WORKING PAPER SERIES, 1-25.