Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2015 Auxilios educativos por 116 millones, apoyo para evitar deserción de 145 estudiantes

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2015Auxilios educativos por 116 millones, apoyo para evitar deserción de 145 estudiantes

Auxilios educativos por 116 millones, apoyo para evitar deserción de 145 estudiantes

​​​​Academia


Auxilios educativos por 116 millones, apoyo para evitar deserción de 145 estudiantes​


  • Los beneficiarios son estudiantes de la Universidad Cooperativa que reciben un promedio de 800 mil pesos dirigidos a apoyar sus necesidades académicas
  • Los recursos proceden de los excedentes financieros de La Cooperativa de Trabajo Asociado La Comuna para reinvertir en auxilios para educación superior
  • La Confederación de Cooperativas de Colombia –Confecoop- es garante de la entrega de los excedentes  

     Auxilios económicos a estudiantes.jpg
Como un favorecido se siente Juan Pablo Cardona Mazo, estudiante de la Facultad de Psicología de la Universidad Cooperativa de Colombia, al expresar gratitud a La Comuna por el apoyo dado a él y a otros 144 beneficiarios con los auxilios educativos.

“Agradecer es un acto de lealtad que no todos pueden hacer. Quiero agradecer a la Universidad por brindarme la oportunidad de trabajar y a La Comuna por este privilegio –acceder al apoyo económico- y así poder continuar mis estudios para cumplir la meta de ser un excelente profesional”.

Juan Pablo está en séptimo semestre y su gratitud con las dos Instituciones solidarias se origina en que con el auxilio puede avanzar en su carrera profesional. En su caso la disciplina, el esfuerzo y un buen rendimiento le abrieron la puerta a participar en el proyecto de la Jornada Extendida, liderado por la Universidad en convenio con el Municipio de Envigado. 

A propósito de las condiciones que deben reunir los beneficiarios de los apoyos, la gerente de la Comuna, abogada Marta Lucía Arango Gaviria, está tan o más contenta que los favorecidos. “Es un placer apoyar a este grupo de estudiantes de los estratos 1, 2 y 3 porque contribuimos a su permanencia en la educación superior” destacó.

Los datos de un estudio publicado por el Ministerio de Educación en 2009 denominado ‘Deserción estudiantil en la educación superior colombiana’, indican que el factor económico incide en la decisión de los universitarios de abandonar sus carreras. 

“Además del nivel de ingresos familiares, medido en salarios mínimos, existen condiciones complementarias al contexto socioeconómico de un estudiante que de una u otra manera influye en sus posibilidades de culminación de estudios”, precisando que son las poblaciones más vulnerables las que tienen una probabilidad superior de ser parte del 49 por ciento de quienes desertan de los estudios profesionales. 

En estas razones se basa el compromiso adquirido por la Universidad con sus estudiantes para crear condiciones que les faciliten finalizar de manera exitosa sus estudios.

Como aliada del sector solidario, la abogada Arango afirma que “la educación es la principal plataforma del crecimiento y del desarrollo en las comunidades, así mismo la solidaridad, el respeto y la equidad, como valores que permiten alcanzar un mejor nivel de vida para todos los integrantes de la sociedad”.

A las voces de satisfacción por acceder a los apoyos económicos se sumaron la de Maria Patricia Mejía Echeverri, estudiante de Administración, y la de Juan Pablo Castaño Parra. 

Para la primera es la “oportunidad de continuar con el cumplimiento de mis ilusiones y objetivos”, en tanto que para el joven representante de los estudiantes de la Facultad de Educación, quien avanza en la Tecnología en Informática, es “noble el gesto que han tenido con nosotros: nos ofrece la alegría de ver cómo cada día que crece la Universidad, también propende por nuestro bienestar”.   

Asistieron a la convocatoria para recibir el respaldo económico,  estudiantes de diferentes edades, de diversos semestres y de todas las Facultades, con una prioridad en común: finalizar sus estudios con la menor angustia posible. Un empujón en dinero que ofrece un gratificante alivio para periodos de apretones económicos.