Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2015 Construir ciudadanía desde el activismo

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2015Construir ciudadanía desde el activismo

Construir ciudadanía desde el activismo

​​Psicología ambiental 

Construir ciudadanía desde el activismo

Mónica Davila.jpg


Mónica Dávila Valencia
Psicóloga de la Universidad Antonio Nariño. 
Especialista en Gerencia del Talento Humano de la Universidad Cooperativa de Colombia.
Magister en Educación, con énfasis en Pedagogía Urbana y Ambiental de la Universidad Pedagógica Nacional. 
Durante 5 años ha sido profesora del programa de Psicología de la sede Bogotá. Activista y promotora del uso de la bicicleta.


Según el Oxford Dictionaries, la definición de activista, es aquel que “participa activamente en la propaganda del partido o sociedad a que pertenece o practica la acción directa en la lucha por los cambios sociales o políticos que pretende”, es así como, pude deducir que mis labores de activista vienen de mucho tiempo atrás, ya que desde siempre me he interesado por cómo se sienten las personas que he tenido a mi alrededor y cómo poder ayudar a transformar eso que no les hace ser felices.

Un rasgo común que he vivido a través del activismo, es la posibilidad y la oportunidad de conocer y participar con una cantidad de personas, que como yo; somos apasionados por promover la transformación, la cohesión social y de manera particular, el desarrollo de ciudades para las personas desde la movilidad sostenible, entre otras y de manera particular a través de la “bicicleta” como medio y no como fin.

Mónica_Dávila.jpg

Siendo muy niña relata mi papá, no necesité de las ruedas pequeñas que toda bicicleta trae; sino que de manera especial  arranque y hasta el día de hoy no me bajo de ella. Es de esta forma, como comencé a comprobar ciertos rasgos particulares de un activista; 1) la pasión y motivación, 2) estar informada, 3) dedicación por la bicicleta, 4) buscar información sobre qué es el activismo, 5) elegir según mis fortalezas cómo hacerlo, 6) mi disposición para dedicarle tiempo; y comprender en consecuencia, que mi dedicación al tema pasó límites, hasta convertirse en mi estilo de vida.

Por lo tanto, el activismo se convirtió  en una  forma de descubrir el mundo, aunque aveces –inclinada– por mi posición personal aún planteandolo de manera colectiva. Y desde lo colectivo, la intención de buscar consensos con más grupos y colectivos de activistas, donde predomine lo colectivo con la transformación y la cohesión social, lo cual implica un propósito muy especial para discutir, escuchar, llegar a concensos, ser incluyente, escuchar la crítica y realizar acciones  responsables y que impacten a las personas y sus entornos. Con lo anterior, el activismo también es una lucha social y se convierte en un compromiso de vida que muchas veces no tiene tiempo ni espacio determinado. 

Otra forma de ver el activismo, es lo que hago desde lo académico y cómo lo he podido llevar al aula con aspectos que plantean (Downs y Manion, 2004; Zerai, 2002) : a) como medio para producir conocimiento y para comunicar sobre cambios sociales;  b) como un medio para la investigación y el cambio social; c) como un espacio para generar estrategias e ir enseñando y aprendiendo; y por último  d) como una institución cuyas relaciones de poder a sí mismos puede ser impugnado y reconstruida. Es así, como en las clases que he impartido en la universidad, intento tocar a cada estudiante para que se convierta en multiplicador y de manera sutil, llegue a ser otro activista que requiere la ciudad, el país y el mundo.

  1. Downs, J. & Manion, J. (eds) (2004). Taking Back the Academy! History of Activism, History as Activism, Routledge, New York.
    Zerai, A. (2002). Models for unity between scholarship and grassroots activism. Crtical Sociology, 28, 201-216.