Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2015 Creatividad e innovación: características especiales de las personas emprendedoras

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2015Creatividad e innovación: características especiales de las personas emprendedoras

Creatividad e innovación: características especiales de las personas emprendedoras

Emprendimiento​


Creatividad e Innovación: características especiales de las personas emprendedoras 


Adriana Matallana Molina.jpg

Adriana Matallana Molina.

Coordinadora de Emprendimiento e IDESCO sede Ibagué.

Administradora de Empresas egresada de la Universidad Cooperativa de Colombia.

Especialista en alta Gerencia, Docencia Universitaria, Administración y Gestión de Empresas.






Cuando hablamos de Emprendimiento, comúnmente se considera un proceso; producto del cual se ocurren “ideas novedosas” en la construcción de realidades como una forma de materializar los sueños apuntalando al desarrollo social; las ideas además de producir dinero, deben hacer algo extraño, diferente, algo con lo que la gente exprese: “Claro… esa era… como no se nos había ocurrido antes.” 

Como emprendedores se debe asistir a talleres, cursos, diplomados, seminarios, congresos, etc., y ante todo ser un observador activo en cada uno de ellos.  Características especiales hacen del emprendedor un ser distinto a los demás: la iniciativa, la confianza en sí mismo, la paciencia, la perseverancia, la adaptabilidad a los cambios, asumir riesgos, ser parte de la globalización, asumir el liderazgo, orden, la constancia y sobre todo cabe destacar las dos características especiales que tienen este tipo de personas emprendedoras “La Creatividad e Innovación”. 

Desde temprana edad nuestro cerebro nos lleva a un mundo de sueños donde nosotros somos los protagonistas principales y hacemos de la creatividad nuestra más fiel confidente; desde niños desarrollamos grandes ideas de negocios y nos convertimos en dueños del mundo, no se conoce la palabra fracaso y si se cae se vuelve a comenzar, se posee la capacidad de soñar con las cosas inimaginables a tal punto de convertirlas en realidad. A medida que se crece son pocas las personas que siguen sus sueños y pasan de ser soñadores a ser personas conformistas y convertirse en un ser más del común. Todos somos soñadores en potencia, pero solo los verdaderos emprendedores luchan por lograr sus sueños.

                  Emprendimiento.jpg

A medida que el pensamiento del emprendedor va creciendo en busca de materializar un sueño, fija claro los objetivos de la idea emprendedora: “Vender, Monetizar, Crecer”; y es en ese momento inicial donde surgen dudas acerca de aquella idea, brillante, extraña, que no existía, que me dicen me gusta y que mis padres, familia y amigos por ser mi idea la apoyan ya sea buena o mala, ¿se venderá?, ¿se monetizará?, ¿logrará crecer? ¿o solo sobrevivirá?, ¿se convertirá en una idea donde invierta todos mis ahorros y los de mi familia, donde aquel “enamoramiento” no de resultado?.

Emprender involucra asumir riesgos. Esa brecha que separa una idea de un proyecto triunfante ya sea pequeño o grande, involucra, calcula, mide y vislumbra hasta dónde se puede llegar.

Dentro del “ecosistema de emprendimiento”, antes que palabras en inglés, nombres extraños y metodologías exitosas, están dos factores importantes:

El Problema a Resolver, El verdadero Problema; ¿cuántos de nosotros no necesitamos una solución para un verdadero lio? ¿Cuántas empresas, empresarios, amas de casa, niños, abuelos, etc., estarían Dispuestos a Pagar por la solución a una queja que se tenga?.

Indagar problemas no es fácil, hay quienes huyen de ellos, en Instagram dice que hay que alejarse de las malas energías e ir detrás de quienes no tienen problemas en la vida para ser feliz. Las mejores ideas salen de los verdaderos problemas. Los que aquejan, por los que estarán dispuestos a pagar para solucionarlo.

No se trata de diseñar el mejor producto o prototipo para convencer a todos, mostrarlo e hipnotizar a los clientes. Se trata de darle solución precisa a un problema que aqueja, que duele y que el mercado busque de él porque es la Solución.

Y viene el segundo componente importante: ¿El problema se lo solucionan a unos cuantos?, ¿A qué población se abarca con esa solución?, ¿Es un problema que aqueja a una comunidad numerosa socialmente?, ¿Es una solución que aportaría al desarrollo de la sociedad?, ¿Es una solución que haría la vida más llena de bienestar?.

Los factores técnicos de experiencias vividas, de “espejos” observados y analizados, son la base para una brillante idea de negocio, no es de la idea que te enamoras, no de la que tenga más like, es la que verdaderamente se vende, se monetiza, genera valor, y da solución a una problemática social.

La Universidad Cooperativa de Colombia sede Ibagué, propone un modelo metodológico, que abarcaría las fases que se consideran indicadas para que las IES (Instituciones de Educación Superior) aporten específicamente en la cadena de valor que corresponde a su naturaleza que inicia desde sensibilizar, generar e identificar capacidades, problemáticas empresariales, sociales, solidarias que conectadas se convierten en desafíos los cuales son colocados en escenarios de Co-Creación, donde el emprendedor ideará soluciones validadas, que lo llevarán a fases que le servirán de ayuda para construir su propio modelo de negocio, preparándose e interactuando ante escenarios de mercados reales. Para los estudiantes de la Universidad Cooperativa de Colombia se convierte el Plan de Negocios en modalidad de grado que permite contribuir al desarrollo social, económico y cultural de la región, además de ver hecho realidad su sueño de materializar su idea de negocio.