Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2015 Cultura política y migración forzada en Colombia

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2015Cultura política y migración forzada en Colombia

Cultura política y migración forzada en Colombia

​​​Migración 

Cultura política y migración forzada en Colombia​

Manuel-Guerrero.png

Manuel Francisco Guerrero Martelo

Doctorado en Sociología Jurídica e Instituciones Políticas - Universidad Externado - Colombia
Psicólogo - Universidad de Los Andes - Colombia
Docente investigador​
manuel.guerrerom@campusucc.edu.co






La organización de los homo sapiens en comunidades organizadas permitió su supremacía en el planeta, a pesar de no poseer la fuerza y la velocidad de otras especies. En sus orígenes estaba determinada por las leyes de la genética y la transmisión de conductas aprendidas que impulsaban ciegamente a seguir al macho alfa, el mas poderoso físicamente. Sin embargo, el liderazgo de los grupos humanos primitivos para su fortuna cambio la fuerza bruta por la astucia y la inteligencia. Las primeras formas de orden social diferentes al orden natural hicieron su aparición. A medida que la poblaciones crecían en tamaño también hizo presencia la división social del trabajo, y con ella diferentes formas de subordinación relacionadas con los crecientes ordenes económicos, militares y políticos. Coordinar mayor numero de individuos implico también cambios en la forma de escoger a los gobernantes. Aumentaba el uso de la razón y la abstracción y disminuía el de la violencia, agresión e improvisación. Con la domesticación de los animales, el cazador recolector se vuelve sedentario y nacen las ciudades. Hay una explosión demográfica que continua en la actualidad donde hay mayores cantidades de personas en espacios cada vez mas reducidos. La inteligencia fue acompañada por la retorica, capacidad de convencer a muchos de actuar de una forma escogida. El desarrollo de los sistemas financieros con la aparición del dinero facilita la acumulación e introduce el vector  del prestigio económico. La escritura permite que los acuerdos de conducta pasen y evolucionen a través de las generaciones. Desde los griegos, pasando por el imperio romano, los reinos de la edad media, las ciudades-estado del renacimiento hasta los modernos estados nacionales, el mundo occidental ha pasado por diferentes momentos en la forma en como el individuo se piensa como parte de una sociedad y la forma de participar en esta, que a lo largo de este proceso se ha vuelto mas compleja. A esta de forma de concebir la colectividad, y especialmente su forma de participar en esta desde una autoconciencia individual, se le llama cultura política. Este concepto que engloba conocimientos, actitudes, y comportamientos relacionados con otras formas de la cultura como la religión y la familia conecta el nivel micro de la psicología individual con el nivel macro del sistema societal.
Cultura-politica-migracion-forzada-Colombia.JPG

 A diferencia de los sistemas anteriores, los modernos estados nacionales asentados en sociedades post-industriales tecnificadas tienen sistemas normativos orgánicos que describen y regulan las formas de participación tanto de los lideres como de la escogencia por parte de los demás basados en su mayoría en el modelo de la democracia, donde la decisión de cada participante, ya denominados aquí ciudadanos, tiene el mismo peso al momento de escoger a los lideres. Una compleja trama de organismos enlazados en una estructura de poderes que se vigilan mutuamente entre si constituyen el Estado, la superestructura sobre la cual se asienta todo el proceso de organización de la sociedad. Sin embargo, la forma en la cual el individuo piensa el Estado y su participación en el, puede variar mucho de uno a otro y depende de muchos factores, como la educación individual, la región de procedencia, el tipo de religión y los antecedentes familiares. Es por esto que un estado actual que puede abarcar miles de kilómetros cuadrados divididos por regiones tienen varios tipos de subculturas políticas a pesar de tener las mismas leyes unificadas. Este es el tema central del documento primigenio de la cultura política escrito por Gabriel Almond y Sidney verba en 1965, “The civic culture”. En el, los autores identifican tres tipos de subcultura política: la parroquial propia de regiones periféricas donde la religión y la tradición tienen mucha influencia y no hay idea del Estado y sus funciones; la de súbdito, en la cual ya hay noción del Estado como norma y afecto mas no hay perspectiva de participación verdadera en èl; finalmente esta la subcultura participante donde los individuos entienden que es el Estado y sus alcances y por lo tanto participan activamente con el conocimiento de sus deberes y derechos hacia èl. Otros autores posteriormente amplían el rango de posibles subculturas, pero la esencia de la propuesta se mantiene.

La turbulenta vida política de Colombia hace urgente los estudios de su cultura política. Producto de la colonización española que trajo mano de obra de áfrica y sometió  a los nativos imponiéndoles el catolicismo con el mismo fin, Colombia desde su independencia en los albores del siglo XIX hasta la fecha actual continua resolviendo diferencias internas entre diversos actores que han mantenido un conflicto armado donde las victimas han sido aportadas principalmente por la clase popular y cuyo eje central aun continua siendo la heterogeneidad de la estructura de clases. Fuertes corrientes migratorias del exterior y poca estructura vial y de comunicaciones han mantenido varias regiones al margen de las decisiones a pesar de los esfuerzos de un gobierno centralista desde sus inicios. Como consecuencia, aun en la actualidad hay varias regiones donde predominan las formas mas primitivas de cultura política que contrastan con los esfuerzos de legalidad de uno de los estados con mayor cantidad de normas jurídicas en el mundo. Así, se tienen por una parte fuerzas que utilizan el estado como medio de cooptación a través de control de sus instituciones parlamentarias mediante el conocimiento del complejo sistema legal y sus ventajas y desventajas; y por otra lado otras fuerzas de una gran mayoría de la población que desconoce los mecanismos de las leyes y las consecuencias de la participación política y que se mantienen así a lo largo de generaciones reafirmadas por el bajo nivel de movilidad social. 

Las condiciones violencia y desastres naturales sumadas a la poca presencia del estado en varias regiones han tenido como consecuencia altas tasas de migración interna forzada especialmente en las ultimas décadas creando una gran afluencia de victimas que no han recibido la atención necesaria. Las condiciones de desarraigo, falta de educación e inestabilidad afectan la estructura y dinámica de la familia, la comunidad, y consecuentemente la concepción de estado y su participación en el creando condiciones de victimización secundaria y terciaria. Como consecuencia se tiene un sistema político que en teoría funciona pero en la practica presenta muchos problemas de clientelismo y corrupción que dificultan el desarrollo de una democracia incluyente. Conocer las condiciones en que se encuentra la cultura política en estas poblaciones es fundamental para direccionar los comportamientos hacia una democracia mas solida y participante.