Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2015 El embarazo en adolescentes, un problema pendiente de solución

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2015El embarazo en adolescentes, un problema pendiente de solución

El embarazo en adolescentes, un problema pendiente de solución

​​​​​​Opinión

El embarazo en adolescentes, un problema pendiente de solución​

Omar-Calvache-sede-pasto.png 

Omar Calvache López
Candidato a Doctor en Psicología con Orientación en Neurociencia Cognitiva Aplicada
Pregrado/ Psicología
Universitario Fundación Universitaria Konrad Lorenz
Docente Investigador Facultad de Medicina Universidad Cooperativa de Colombia Sede Pasto 





El embarazo en adolescentes es un problema multicausal de consecuencias inimaginables, donde interviene desde la situación social producto del conflicto interno del país, la exclusión social de los adolescentes del sistema educativo, de la salud y del productivo; la violencia sexual contra los adolescentes, el papel de los medios de comunicación, la desestructuración familiar, la alta prevalencia de conductas de riesgo (consumo de alcohol, tabaco y drogas legales e ilegales; sexualidad irresponsable), falta de proyecto de vida, menarca temprana, familias disfuncionales, ausencia de pautas de crianza, bajo nivel educativo, ausencia de educación sexual e historia de abuso sexual; hasta las  dificultades en el acceso a la educación, al sistema de salud y a la  justicia y protección.
                     embarazo-adolescente-aborto-pobreza.png
El resultado de todas estas condiciones dan lugar a embarazos en adolescentes con cifras a nivel nacional y de esta región del mundo elevadas (21,5%1), y nada diferente a nivel de la ciudad de Pasto (19,5%). Ahora, si se considera la condición de zona rural, la cifra se dispara hasta un 33% aproximadamente. Todos estos elementos cuentan para considerar la problemática del embarazo de los adolescentes como un problema de salud pública por entidades multilaterales como la Organización Mundial de Salud-OMS.

Sumado a este panorama, surge otro dato no menos alarmante del problema del embarazo, que evidencia que las políticas actuales que implementa el gobierno nacional, desde entidades gubernamentales de salud y de educación son insuficientes; el porcentaje de adolescentes embarazadas menores de 15 años y que interrumpieron su embarazo es del 46%2, es decir que de 100 adolescentes embarazadas, 46 de ellas decidieron abortar como solución viable a su situación personal. Esta realidad no hace más que aumentar la problemática, dado que la misma OMS considera el aborto como un problema de salud pública.

​​La pregunta que nos hacemos los interesados en el tema, y que las entidades responsables de las políticas nacionales también la haces es ¿qué hacer? La respuesta estaría en un trabajo conjunto que involucre todos los actores del problema: sociedad civil, las entidades gubernamentales de diferente orden (educación, salud, justicia, infancia y adolescencia) y las entidades privadas, entre ellas las instituciones de educación superior, quienes tienen el potencial humano para generar propuestas efectivas, que de no hacerse, trae como consecuencia un problema social con efectos para las futuras generaciones del país. Finalmente, hay que sumarle la condición social que se generará con un probable post-conflicto.

1.  Profamilia. (2010). Encuesta Nacional de Demografía y Salud
2. 

Clic aquì para ver nota publicada en El Tiempo