Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2015 Empresas están autorizadas para realizar pruebas de alcoholemia a sus empleados

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2015Empresas están autorizadas para realizar pruebas de alcoholemia a sus empleados

Empresas están autorizadas para realizar pruebas de alcoholemia a sus empleados

Sala de Conocmiento
Empresas están autorizadas para realizar pruebas de alcoholemia a sus empleados​

alcohol.jpg


​​​Recientemente la Corte Suprema de Justicia autorizó a las empresas colombianas para realizar la prueba de alcoholemia a sus empleados sin necesidad de acudir a una institución como Medicina Legal. La Magistrada del Tribunal Superior del Distrito de Manizales y profesora de la Universidad en la sede Bucaramanga y la sede Bogotá Hilda González Neira, dio su opinión al respecto.Recientemente la Corte Suprema de Justicia autorizó a las empresas colombianas para realizar la prueba de alcoholemia a sus empleados sin necesidad de acudir a una institución como Medicina Legal. A través de un fallo de tutela la Corte determinó que las empresas pueden hacer uso de dispositivos técnicos que le permitan auscultar una situación de estado de embriaguez, así mismo específica que ningún trabajador podrá negarse a practicar la prueba de alcoholemia cuando su superior o jefe lo solicite, incluso si el empleado se niega podría considerarse como una causal de despido.La Magistrada del Tribunal Superior del Distrito de Manizales y profesora de la Universidad Cooperativa de Colombia en la Sede Bucaramanga y la Sede Bogotá Hilda González Neira, expresó que para una institución de educación superior como la nuestra, es muy importante el alcance de esta medida por cuanto "bajo el supuesto que la situación se ubica en la relación empleador y trabajador y, no en el campo restringido del concepto de empresa, pueden las instituciones verse frente a una controversia como la que originó la decisión de la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia, frente a la cual ha de tenerse en cuenta que la práctica de una prueba con la finalidad de verificar el estado de embriaguez no resulta ilegal dado que es deber del trabajador no presentarse a su sitio de trabajo en ese estado, conducta que si no atiende puede ocasionar la terminación unilateral del contrato - arts. 60 y 62 CL. Terminación que desde luego requiere el adelantamiento previo de un procedimiento interno en el cual el empleador tiene la posibilidad de verificar la situación y, el empleado, puede defenderse e incluso oponerse a la práctica de la prueba si no hay garantías de su efectividad para el fin que se propone. Tal procedimiento debe estar incluido en el Reglamento Interno de Trabajo como normatividad vinculante para los extremos de la relación laboral. 

Sirva aclarar que probatoriamente la verificación, no está limitada a la realizada por medicina legal, sino que existe libertad probatoria, dentro de la cual uno de los medios resulta ser el dictamen en el que se usan "dispositivos técnicos" para determinar el estado de embriaguez”.Por otro lado, ante esta medida de la Corte Suprema el médico cirujano y profesor de la Facultad de Enfermería de la Universidad Cooperativa de Colombia, sede Bucaramanga, Edinson Omar Olivella González, nos explica que “Las empresas como tal, deben asegurar que todos los funcionarios que laboran en ella lleguen en las capacidades tanto físicas como mentales óptimas para poder brindar un servicio. 

Una persona que consume bebidas alcohólicas altera esas condiciones, sobre todo psicológicas, pero también físicas cuando consume alcohol; incluso esto ya está documentado y reglamentado en lo que tiene que ver con la actividad de conducir, pero no significa que es la única actividad en la cual debe estar reglamentado, sino en todas las actividades que realizan los trabajadores de una empresa y que ejecuten cualquier función. Veo con muy buenos ojos esta normatividad aprobada por la Corte porque le permite a la empresa asegurar que todos los trabajadores que laboran en ella estén en las condiciones óptimas para ejecutar sus acciones”.Empresas están en libertad para escoger mecanismos que lleven a detectar embriaguez etílicaSin embargo, es importante resaltar que en caso de que el trabajador considere que se le está violando sus derechos fundamentales, éste podrá negarse a realizar la prueba y sus argumentos deberán ser evaluados por un comité especializado. La profesora de la Universidad Cooperativa de Colombia en las Sedes Bucaramanga y Bogotá, y actual Magistrada del Tribunal Superior de Manizales Hilda González Neira, manifiesta que en relación a la vulneración de los derechos fundamentales de los trabajadores “en principio podría pensarse que la facultad de un empleador para practicar pruebas con la finalidad señalada y, específicamente el uso de dispositivos técnicos afecta la dignidad humana de aquel y, posiblemente su libertad, lo que se desvanece si se atiende que el derecho de una persona debe ser ejercido con responsabilidad y sin desconocer el límite que le impone el comienzo  del derecho ajeno y, la primacía del interés general sobre el individual, sin que ello signifique menoscabo a la libertad, la dignidad humana o los derechos de los trabajadores - Art.53 CN -.  Así se deriva de lo consagrado en nuestra Constitución preámbulo y arts. 49 y 95, conforme a los cuales ´Toda persona tiene el deber de procurar el cuidado integral de su salud y de su comunidad´ y, ´El ejercicio de derechos y libertades...implica responsabilidad´, lo que permite afirmar que no existe desproporcionalidad que haga predicar vulneración de otros derechos fundamentales, y pone de presente la idoneidad de la medida como ´política válida de prevención y control de la accidentalidad´ advertida la incidencia del estado de embriaguez en la vida, salud y comportamiento de la persona, lo que resta sensatez a la negativa del trabajador en cuanto puede redundar en su propio beneficio, ademas ´por el alto riesgo que entraña para la seguridad  de las personas y de los bienes de la empresa´”.

Igualmente, el médico cirujano y profesor de la Facultad de Enfermería de la Universidad Edinson Omar Olivella González considera que “Si nosotros somos personas consientes que actuamos de manera ética y con una moral bastante buena, vamos a hacernos un examen ya que al final estamos seguros de que no estamos infringiendo una norma ni consumiendo bebidas, que a pesar de ser socialmente aceptadas no se deben consumir cuando vamos a ejecutar un tipo de trabajo, ya que el alcohol al principio altera el comportamiento emocional, la función motora en el organismo y al final incluso, puede ocasionar la muerte en un estado agudo”. 

De acuerdo a la sentencia, las empresas tienen la libertad de escoger mecanismos para detectar si hay embriaguez etílica de un trabajador, “además de que constituyen un instrumento legítimo del empleador en la tarea de preservar la seguridad industrial y afrontar situaciones de riesgo, al mismo tiempo representa uno de los recursos fundamentales con los que cuenta el trabajador para ejercer su derecho de defensa y controvertir las imputaciones que le pueden ser elevadas, sin algún tipo de soporte técnico”, señaló la Corte Suprema. El tabaco, las bebidas alcohólicas y el consumo de alucinógenos, disminuyen la calidad de vida de las personas, según la Organización Mundial de la Salud cada año mueren 3.3 millones de personas a consecuencia del consumo nocivo de alcohol, además de ser un factor causal en más de 200 enfermedades y trastornos.

Estudios han demostrado que el alcohol es la puerta de entrada para el consumo de otras sustancias psicoactivas, por ello, tener control de esta práctica y evitar llegar al punto de la embriaguez, puede permitir desarrollar una vida plena socialmente y familiarmente. “El alcohol realmente es una sustancia sicoactiva, y al ser aceptada socialmente puede llevar al deterioro de las relaciones, porque el primer cambio que sucede en la persona que consume alcohol es precisamente un cambio en la personalidad, en las emociones y eso hace que las relaciones de la persona con los demás pueda cambiar, se puede volver una persona más agresiva, que no tolera los conceptos de los demás y puede generar inclusive riñas con consecuencias graves ya que se asume que el entorno de una empresa debe ser lo más saludable posible y quien consume alcohol se vuelve un distractor de ese fenómeno de paz mientras se labora, definitivamente es un factor de riesgo que causa disfuncionalidad laboral”, dijo Edinson Omar Olivella González, médico cirujano y profesor de la Facultad de Enfermería de la Universidad Cooperativa de Colombia, sede Bucaramanga.Preservar la seguridad industrial y los bienes de la empresa dentro de una política válida de prevención y control de accidentabilidad hace parte de la labor que las empresas realizan para garantizar un ambiente agradable y en armonía para que sus empleados desempeñen sus funciones con todas las garantías de seguridad y tranquilidad. Según la Corte, “es claro que una alteración de sus condiciones físicas e intelectivas normales, no solo pone en riesgo su propia integridad, por la cual debe velar la empresa, sino la de la empresa y la de la comunidad misma”. ​