Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2015 Enseñar, un verdadero encuentro con la academia

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2015Enseñar, un verdadero encuentro con la academia

Enseñar, un verdadero encuentro con la academia

​Per​fil Doctor / Sede Popayán

Enseñar, un verdadero encuentro con la academia​

ensenar-encuentro-academia.jpg

Él no fue la excepción. Recuerda que uno de los primeros libros que almacenó en su mente fue Cien Años de Soledad, del nobel colombiano de literatura, porque su maestra de la escuela les había dicho ese día en clase “si algún día quieren ser alguien en la vida, tienen que empezar por leerse ese libro”.

A pesar de que Santa Rosa es, en palabras de Luis Eduardo Ruano Ibarra un “municipio supremamente olvidado, con los datos de necesidades básicas insatisfechas más complejos del departamento, precarios indicadores de desarrollo humano y donde la palabra gobernabilidad no existe”, fue justamente allí donde su conciencia despertó y arraigó en él un anhelo profundo por conocer y sobretodo, por compartir el conocimiento, por enseñar.

Con el paso de los años tuvo que irse del pueblo, ya que la escuela sólo contaba con la básica primaria, y llegó a Popayán junto con sus hermanos. Finalizó satisfactoriamente su bachillerato en el colegio Melvin Jones. Seguidamente se vio enfrentado a una gran decisión: estudiar lo que su padre le aconsejaba, o estudiar lo que él anhelaba. Su padre, y dos de sus hermanos eran abogados, por tanto, él estaba en la obligación de seguir esos pasos y estudiar una carrera “seria”. Luis Eduardo quería ser politólogo.

Él afirma que la Ciencia Política en su vida se convirtió en una obligación con el entorno, desde que en su niñez empezó a pensarse las problemáticas sociales ligadas con su territorio. “Me doy cuenta que el análisis y la construcción de un ideario de una política regional va ligado a la ciencia política, y eso es precisamente lo que me llevó a estudiarla”.

Cinco años después y muchas peleas con su familia por la decisión tomada al elegir su profesión, Luis Eduardo recibe su título universitario como Politólogo con énfasis de Especialización profesional en Gestión Pública y Políticas Públicas de la Universidad del Cauca. Su tesis meritoria le hizo las veces de puente para acceder a una beca para sus estudios de posgrado. De nuevo se hallaba frente a una decisión complicada: ¿dónde? Su decisión final, como siempre ambiciosa, grande y acertada fue España.

Invirtió unos cuantos años para obtener su doble titulación como Doctor en Sociología y Magister en Métodos de Investigación en Ciencias Sociales de la Universidad Complutense de Madrid. Su pulsión por ayudar a su tierra, a su patria, lo trajo de regreso tan pronto como obtuvo el aval, y realizó su tesis doctoral sobre el tema que lo motivó a estudiar “la gobernabilidad en los municipios del Cauca, tomando a Santa Rosa como modelo, pero este estudio termino siendo un modelo para todo el departamento del Cauca”. 
No obstante, siempre recuerda a la madre patria con afecto y gratitud, porque no sólo le brindó la oportunidad de crecer en conocimiento, sino que lo enamoró con su música y sus paisajes “yo me levanto escuchando flamenco y me acuesto cantando, es toda una puesta en escena, ese es mi entretenimiento, la música, los viajes y los libros”.

Después de ejercer como docente e investigador por la Universidad del Cauca, la Universidad del Valle y la Escuela Superior de Administración Publica ESAP, se encuentra trabajando tiempo completo en la Universidad Cooperativa de Colombia, sede Popayán. Construyendo y formando jóvenes investigadores, Luis Eduardo es fiel a sus propósitos: “lo que me interesa es enseñar, es un verdadero encuentro con la academia, no hay verdadera enseñanza si no logras recibir crítica, verte frente a estudiantes que te cuestionen y que redefinan tus conceptos, yo creo que ahí está la verdadera enseñanza”.

Entre sus publicaciones se destacan sus libros, el primero escrito en base a la investigación de sus tesis de pregrado “Participación comunitaria y procesos de organización política en América Latina: la experiencia de Sucre- Cauca (1980-2008)”. Y el segundo, de la editorial Ibáñez de Bogotá “El Consentimiento Informado: Del Paternalismo a la Reivindicación de los Derechos Humanos del Paciente”. 

Ha publicado numerosos artículos para revistas especializadas, tanto en Europa como en América. Entre ellos se destacan: “Cultura política, cambio social y nuevos valores en la sociedad del siglo XXI”, serie textos y conferencias Unicauca. (2010); “Participación comunitaria y procesos de organización política en América Latina”, revista de la vicerrectoría de investigaciones de la Universidad del Cauca. (2011); “Más allá de la participación ciudadana, las distintas formas de participación”, editorial de la fundación Ortega y Marañón en España. (2011). Y pertenece al comité editorial de la revista SATHIRI, de la Universidad Politécnica Estatal del Carchi UPEC, en Ecuador.

Su participación en ponencias y la publicación de las mismas en revistas tanto nacionales como internacionales es bastante activa, siendo su primera participación en un congreso como ponente en 2010, donde presentó su proyecto “Participación comunitaria y procesos de organización política en américa latina” en Buenos Aires, Argentina, en el marco del V Congreso Latinoamericano de Ciencia Política. Recientemente, como enviado de la Universidad Cooperativa de Colombia, participó en el V Congreso Ibero-Americano de Investigación Cualitativa con la ponencia “Las cuatro caras de la Pobreza y su contexto” en la ciudad de Aracaju en Brasil, en agosto del presente año.

A sus 29 años,  Luis Eduardo Ruano ​ sigue hambriento por el conocimiento, sigue cosechando logros y trazando metas. Apoya fuertemente y con mucho cariño a la Universidad Cooperativa de Colombia desde Popayán y anhela que su experiencia y su enseñanza sean el puente que conecte a los estudiantes con sus sueños, con su futuro y con un gran sentido de pertenencia por su patria y todo lo que a ella le ayude. Él lo sabe muy bien, y por eso contribuye a que sea así: el estudio es el primer paso.