Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2015 Interdisciplinariedad: teoría y práctica

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2015Interdisciplinariedad: teoría y práctica

Interdisciplinariedad: teoría y práctica

​Opinión​


Interdisciplinariedad: teoría y práctica​


Jose Fernando Cardona.jpg

José Fernando Cardona Henao
Licenciado en Ciencias Religiosas
Especialista en Pedagogía y Desarrollo Humano
Magíster en Educación y profesor universitario.








La interdisciplinariedad es uno de los aspectos, en producción de conocimiento, que reviste hoy día mayor interés; pues permite establecer sinergias entre distintos campos científicos. Es problema de actualidad científica y filosófica, y en verdad, es un problema; la simple pronunciación de la palabra es dificultosa; dificultosa para la experticia y para quienes se aferran al imperio de principios de disyunción, reducción y abstracción, al “paradigma de simplificación” (Morín 1990).

Pareciera que asistimos a un nuevo episodio babeliano, si interpretamos la ansiedad del mundo por alcanzar la cúspide del conocimiento; proceso truncado por el desmembramiento del saber en disciplinas egocéntricas que mutuamente se hacen irreconocibles; lo que a la larga las muestra incapaces de colaborar en la construcción de dicha torre, ahora de conocimientos; hecho trunca, las insensatas esperanzas humanas por alcanzar el cielo del conocimiento, hasta tanto cada una no reconozca, que hablar hoy de disciplina, es decir también interdisciplina; reconocimiento en doble vía.


  Interdisciplinariedad.jpg
Mientras este reconocimiento no se dé, la babel actual del conocimiento se hará cada vez más imponente e imposible de recorrer; pues el resultado de esa incapacidad de diálogo y colaboración disciplinar es la paquidermia de la experticia que lleva a afincarse en terrenos familiares, que supuestamente dominamos; el miedo a la incertidumbre, a la complejidad y a nuevas rupturas que nos embargan.

Con respecto a la interdisciplinariedad, es más lo que se dice que lo que se hace, y aunque ciertamente es difícil, considero que ésta es posible en la práctica, pues como diría Morín, es solo problema de pensamiento y de paradigma. Y digo difícil, gracias a la cultura histórica que nos ha heredado un pensamiento tradicional, vertical; el mismo que desde pensadores griegos se estimula y cultiva al punto de considerarse la única forma posible de pensamiento efectiva.

Pensamiento occidental tradicional de juicio y objeción (verdadero/falso, lógico/ilógico), que aunque llamado al fracaso por sus insuficiencias y peligros arraigados que impiden la posibilidad de nuevos paradigmas, hace carrera en la sociedad del conocimiento, reflejado en la experticia; el mismo que hace imposible el diálogo y colaboración entre disciplinas, lo que permitiría el acercamiento del sujeto a un mismo objeto desde distintos ángulos, perspectivas, rizomas y visiones, ofreciendo una imagen más completa y enriquecedora.