Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2015 Primer acuerdo mundial sobre calentamiento global

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2015Primer acuerdo mundial sobre calentamiento global

Primer acuerdo mundial sobre calentamiento global

​​Calentamiento global​

Primer acuerdo mundial sobre calentamiento global

Edgar-Vieira-Posada.jpg

Edgar Vieira Posada

Director Centro de Pensamiento Global
CEPEG
Universidad Cooperativa de Colombia







Por primera vez en la historia, el mundo representado en 195 países, logra un primer acuerdo que compromete a todos en la lucha por controlar el avance del calentamiento global. El Acuerdo de París acordado este mes de diciembre de 2015, que deberá ser ratificado por los respectivos congresos, sustituirá el Protocolo de Kioto que tuvo una duración entre 2007 y 2012 y sólo comprometía una cuarentena de países desarrollados, con la grave limitación de la ausencia de Estados Unidos, hasta ese momento el mayor contaminador mundial de CO2.​​

En el contexto de un proceso de globalización y de previas reuniones internacionales lideradas por la Organización de las Naciones Unidas, el mundo había logrado la adopción de unas primeras medidas ambientales pensando en un desarrollo sostenible en la Cumbre de Río de 1992, que prepararon el terreno para la puesta en marcha aunque con alcance limitado, del Protocolo de Kioto sobre controles al calentamiento global. Lamentablemente se llegó a su vencimiento en 2012 sin lograr su prórroga, a pesar de diferentes reuniones anuales de los países, la más famosa la de Copenhague un año antes, donde quedaron en evidencia las posiciones encontradas. Los esfuerzos hechos en la reunión de Lima en 2014 e intervenciones a favor como las del Papa Francisco este año, condujeron finalmente a un ambiente favorable para lograr un acuerdo mundial como el que se acaba de alcanzar en París.

Hoy, China ha pasado a ser el mayor contaminador, seguido de Estados Unidos, India y Rusia. De ahí la importancia de que todos, países desarrollados y en desarrollo, asuman compromisos que serán gradualmente aplicados entre 2030 y 2050, con miras a contener el aumento de la temperatura por debajo de los 2 grados centígrados, y en lo posible, limitarlo a 1.5 grados centígrados. Los países en desarrollo contarán a partir de 2020 con el apoyo inicial de un fondo de 100 mil millones de dólares, revisable en 2025, para adelantar las medidas necesarias de control de gases contaminantes de efecto invernadero que producen el calentamiento de la tierra, la cual en 2014 ya alcanzó los niveles más altos en la historia de la humanidad.

Un aspecto muy importante para el mundo y que compromete también a Colombia, es el compromiso de iniciar la sustitución de energías fósiles contaminantes como el carbón, el petróleo y el gas, que conforman el grueso de las actuales exportaciones colombianas, apoyando el desarrollo de energías limpias sustitutivas como la energía solar, la eólica (del viento), los biocombustibles (como el etanol), la hidroeléctrica y la geotérmica, así como controlar los terribles niveles de deforestación culpables de emisiones de CO2. Se plantea entonces a futuro, un cambio radical del actual modelo productivo colombiano que está basado en elementos altamente contaminantes, para pasar a un modelo ecológico de producción de energías limpias más acorde con las necesidades ambientales del planeta.
acuerdo-mundia-calentamiento.jpg
   Foto tomada de: Nationalgeographic.com

Y es que lo acordado en el Acuerdo de París era absolutamente indispensable para la supervivencia de un planeta tierra, que de no controlar el aumento de temperatura en 2 grados y permitir que llegase a niveles de 3 y 4 grados, alcanzaría niveles de desastres naturales insoportables, incluida la desaparición de poblaciones enteras ante el deshielo de los casquetes polares. En la reunión de París, los países presentaron sus iniciativas de reducción de gases de efecto invernadero, los INDC por sus siglas en inglés, cuyo impacto será evaluado en 2018. En un mundo globalizado, la presión de las ONG’s ambientalistas y de la sociedad civil a través de las redes sociales sobre sus gobiernos, será fundamental para vigilar el cumplimiento de tales compromisos.

Pero lo logrado en el Acuerdo de París no será suficiente para un planeta tierra que en el modelo de consumo actual, requiere de los recursos de tres planetas tierra cuando solo contamos con nuestro planeta. Los retos a futuro serán entonces mucho mayores en la adopción de medidas que permitan realizar ajustes en el actual modelo consumista.