Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2015 ¿Qué es y para dónde debe ir la investigación en las universidades del siglo XXI?

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2015¿Qué es y para dónde debe ir la investigación en las universidades del siglo XXI?

¿Qué es y para dónde debe ir la investigación en las universidades del siglo XXI?

​​​​​Investigación

¿Qué es y para dónde debe ir la investigación en las universidades del siglo XXI?

nestor-raul-caro-espitia.jpg



Nestor Raul Caro Espitia
Abogado
Magister, derecho penal y criminología
Especialista en derecho probatorio, derecho penal y ciencias forenses, y derecho procesal penal, conciliador y árbitro. 

Decano de la Facultad de Derecho de Universidad Cooperativa de Colombia sede Ibagué. 

nestor.caro@ucc.edu.co​



Investigacion-en-las-universidades.jpg

Se afirma que todo proyecto de investigación nace de un problema, el cual, por lo general se origina de la contradicción entre un modelo ideal y un modelo real.  

Identificado el problema, la prioridad es hacer el marco teórico, lo que se cree "debería ser el modelo", para plantear una posible solución. En otras palabras, decantado y contextualizado el tema seleccionado, el problema se propone a través de objetivos[1], para estimar la hipótesis, de donde surgirán las variables vinculadas a los objetivos, que luego se transformarán en tesis.  

En este sentido, la investigación sigue el método científico, caracterizada por ser sistemática, ordenada, metódica, racional y crítica[2], que garantiza el camino hacia la producción de nuevas ideas[3].

Pero esta forma sencilla de ver la investigación, sólo se hace posible a través de la voluntad, la que en términos Kantianos, solo se alcanza a través del cumplimiento de los imperativos categóricos[4], que dan validez al acto, y permiten diferenciar lo bueno de lo malo.

Es la Universidad el laboratorio de ideas donde se identifican los problemas, y es el recinto por excelencia para ejercer el derecho a pensar, porque nos invita a la reflexión, a la formación íntegra, a conocer el mundo y a transformarlo[5], gracias a los variados y nutridos contextos multiculturales que presenta.

 La Aldea Global, hoy constituye el objeto de estudio, y es hacia donde se dirige la investigación y con ella, la Universidad del futuro, definida como de Tercera Generación, esto es, "del conocimiento, para una sociedad del conocimiento".   

 Bajo este contexto, la educación del siglo XXI reclama maestros que promuevan la investigación desde el aula, que integren la docencia con la investigación, centrados en la gestión de la innovación, en la creación de ambientes y espacios para la reflexión, con estímulo de la interdisciplinaridad y la trans-disciplinaridad.

 Las Universidades del Siglo XXI comprenden que la Educación Legal se debe complementar con la búsqueda de soluciones a los problemas. Son universidades con investigación, comprometidas con la formación de personas competentes hoy y a futuro, para responder las dinámicas del mundo, en la construcción y difusión del conocimiento, y en la búsqueda del mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades.

En este sentido, se considera que un estudiante es competente en la sociedad del conocimiento, cuando posee ciertas competencias básicas y específicas. Mientras que las primeras se relacionan con la facilidad de aprender a ¨aprehender¨, habilidades en la comunicación oral y escrita, en lógica matemática, y alfabetización en materia digital; las segundas se refieren a los diferentes comportamientos y actitudes relacionados con el área del conocimiento, esto es, cuando se ha adquirido un alto nivel de dominio de conocimientos, habilidades, destrezas, aptitudes y valores; cuando se es propositivo y respetuoso, cuando se valora y valora a los demás, cuando participa en diferentes proyectos de participación social, en síntesis, cuando posee una cultura científica y humanística, lo cual le hará comprender de manera más sencilla las dinámicas del mundo moderno, permitiéndoles diagnosticar los procesos de cambio, y la transformación que marcan los escenarios políticos, culturales y económicos actuales[6].

Para una mejor comprensión de la realidad, las Universidades del Siglo XXI entendieron que el mejor camino para lograr el objetivo, es fortalecer su planta profesoral con investigadores competentes, de variados perfiles profesionales, orientados hacia la construcción de nuevas realidades de la sociedad, con pensamiento Global[7].  

Esa nueva generación de profesores con conocimiento para la sociedad del conocimiento, debe orientar su portafolio hacía la construcción de métodos educativos innovadores, y ser semilla que estimule el pensamiento crítico, y la creatividad de sus discentes; que facilite la innovación, a través de la incorporación de metodologías activas del aprendizaje, la adquisición de nuevas competencias comunicativas de investigación y el análisis crítico, en contextos multiculturales.

Por su parte, los semilleros de investigación son quienes heredan esa carga académica, y reconocen el mundo gracias a la adquisición de esas nuevas competencias, son los encargados de transformar el mundo real y del conocimiento a través del desarrollo de proyectos que impactan su entorno, bajo la tutoría permanente de sus líderes, quienes tienen la noble labor de mantener la llama encendida, para que germine la esperanza, en el sueño por la construcción de un mejor país.​

[1]  Formulados en infinitivo (forma verbal no finita que exhibe características propias de un sustantivo (http://es.wikipedia.org/wiki/Modo_infinitivo)
[5] Actualización jurídica. No. 2, semestre 2015. Centro de estudios Socio Jurídicos Latinoamericanos (CESJUL).
[7] Plan Estratégico Nacional – Navegando Juntos – 2013 -2022