Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2015 Una mirada a la diversidad e inclusión: Formación por perfiles ocupacionales

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2015Una mirada a la diversidad e inclusión: Formación por perfiles ocupacionales

Una mirada a la diversidad e inclusión: Formación por perfiles ocupacionales

Investigación

Una mirada a la diversidad e inclusión: Formación por perfiles ocupacionales​

Wilson-Salas.jpg
Wilson Miguel Salas Picón
Egresado del programa de Psicología
Candidato a Magister en Psicología Jurídica.
Profesor escalafonado en nivel de instructor en el programa de Psicología.
Líder en el área de investigación y autoevaluación.




La visión de intervención a la población diversa en el área social, laboral y educativo se ha caracterizado por fundamentarse desde una perspectiva clínica, es decir, rehabilitación, teniendo como resultado una incidencia en el mundo laboral, tal como lo demuestran los informes del DANE frente a los niveles de empleabilidad. Es de resaltar, que con el paso de los años dicha tendencia ha venido cambiando. Por lo expuesto, el presente documento “Una mirada a la diversidad e inclusión: Formación por perfiles ocupacionales” es el resultado de un trabajo de investigación realizado por estudiantes y docentes del programa de Psicología en el año 2011. 

El propósito del estudio fue conocer el perfil ocupacional de la población en condición de discapacidad sensorial auditiva perteneciente a las agremiaciones existente en el municipio de Barrancabermeja, buscando con ello, contribuir con la inclusión laboral y el mejoramiento de la calidad de vida de los participantes y sus familias, mediante la formulación de programas de formación de acuerdo a sus necesidades y perfil vocacional.

​        Una-mirada-diversidad-inclusion.jpg

Tradicionalmente no se ha tenido en cuenta la elección de la población en condición de discapacidad sensorial a la hora de decidir su interés vocacional; se pensaba que este tipo de personas no eran capaces de desarrollar intereses laborales (Barton, 1998).

La realidad expuesta por Barton en 1998, aún persiste, toda vez que los espacios de inclusión a nivel educativo, social y laboral, para la población en condición de discapacidad sensorial auditiva son pocos y cada vez más se requiere de políticas claras de inclusión por parte del estado, pues el tema de los procesos de formación para los discapacitados sensoriales auditivos desde la historia de la humanidad no han estado claros y no apuntan a satisfacer los verdaderos intereses profesionales de la población. Dicha situación ha afectado directamente su entrada no sólo al mercado laboral sino también a condicionado su calidad de vida, ya que a medida en que la sociedad avanza, el campo de actuación profesional de cada individuo se hace más complejo.

Ahora bien, es importante mencionar que aunque la población en condición de discapacidad sensorial auditiva, haya alcanzado cierto reconocimiento dentro de la estructura social de los oyentes, estos aún evidencian dificultades de inclusión en ciertas áreas, tales como; la educación, lo social y lo laboral, debido a la poca claridad que existe frente a los intereses y preferencias profesionales y de capacitación para dicha población por parte de las diferentes instituciones del estado, lo cual ha impedido que se generen programas académicos que apunten a satisfacer de manera clara y concreta sus necesidades de formación. Es importante tener en cuenta que la elección de una profesión y/o trabajo apunta no sólo hacia una actividad u opción profesional, sino a una forma de vida, por tanto, la elección debe hacerse consciente de que con ella se forma parte de la identidad, del "yo" y que a través de ella, se asume un rol, un estatus y hasta elección de una pareja (Baztán, 1996; citado en Medina, 2007). 

La anterior situación ha generado que la elección laboral y el tipo de formación educativa del discapacitado sensorial auditivo se vea afectada por las pocas oportunidades de inclusión en el contexto educativo, social, laboral, y con ello cierta dificultad a la hora de encontrar una institución que le brinde una formación de acuerdo a su interés profesional. Asimismo, la ausencia de experiencia laboral, el desconocimiento de las propias habilidades y capacidades, la falta de conocimientos sobre el mercado laboral y el auto-concepto de persona no empleable, son algunos factores que conducen a una orientación vocacional desajustada. Esta premisa tiene como base los más de 400 millones de personas, aproximadamente el 10% de la población mundial, viven con alguna forma de discapacidad en los países en desarrollo y como resultado de ello, muchas se ven excluidas del lugar que les corresponde dentro de sus propias comunidades. Imposibilitadas de desempeñarse en trabajos con un sueldo digno y excluido de los procesos políticos, las personas discapacitadas tienden a ser las más pobres entre los pobres dentro de una población mundial de 1,3 mil millones de personas que subsisten con menos de un dólar diario. Por ejemplo en países como: Uganda, las personas discapacitadas tienen cerca del 40% más de posibilidades de ser pobres y los niños provenientes de hogares con familiares discapacitados cuentan con menos posibilidades de asistir a la escuela. En Serbia, el índice de pobreza entre las personas discapacitadas es del 70%. 

Para Miguel Ángel del Prado (2008), la mera condición de discapacidad dentro de las empresas, genera algunos prejuicios como; no pueden ocupar puestos importantes de decisión, atender al público o realizar esfuerzos físicos, y el miedo a un bajo rendimiento son la causa principal de que la persona discapacitada tenga más dificultades para acceder a un puesto de trabajo. Por lo anterior, los empresarios no se arriesgan a contratar a las personas en condición de discapacidad, ya que esto implicaría un menor rendimiento, el cual afectaría la productividad de la empresa.

Resultados 

Los perfiles ocupacionales de la población en condición de discapacidad sensorial auditiva, perteneciente a las agremiaciones de discapacitados existentes en el municipio de Barrancabermeja 2009-2010, fueron: El 34% de los hombres y el 18% de las mujeres, se inclinan por el área mecánico-manual, en el campo agropecuario el 25% de los hombres y el 23% de las mujeres, se inclinan por dicha área y por último, el 16% tanto de hombres como de mujeres se inclinan por el área persuasivo-comercial. Dichos resultados permitieron establecer una jerarquía a nivel general, la cual coincide en ambos géneros, acerca de los intereses y preferencias ocupacionales de la población, evidenciándose según la clasificación de profesiones por sectores realizada por Vicente Hernández de la Universidad Complutense de Madrid (2010), una tendencia hacia disciplinas, tales como; Ingeniería, diseño y artes aplicadas, Ciencias agronómicas, pecuarias y forestales, Relaciones Públicas, Comercio, Turismo, Publicidad. De acuerdo a esta jerarquía el grupo tanto de hombres como de mujeres evidencian cierta tendencia hacia actividades que buscan el desarrollo de sus habilidades y competencias personales.

Partiendo de lo anteriormente expuesto y de acuerdo a los resultados, se evidencia una clara concordancia de los intereses y preferencias profesionales tanto de hombres como de mujeres, lo cual pone de manifiesto de acuerdo a Rivas (1986), a que los individuos tienden a orientarse vocacionalmente hacia ciertas áreas profesionales, cuando comparten las mismas características morfológicas similares (discapacidad), el nivel de formación y poseen un conocimiento limitado de los campos ocupacionales, debido a que poseen poca información sobre los campos profesionales.

Finalmente, la persona en condición discapacidad es sujeto de exclusión del capital humano de la sociedad al no poder acceder a la educación superior, por lo cual ve limitada su capacidad para aportar al desarrollo personal y social. Tan solo el 1% de la población con discapacidad logra niveles de formación universitaria.