Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2016 Biotecnologías: saber o no saber, ese es el dilema (desde la inseminación artificial hasta los CRISPR-CAS)

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2016Biotecnologías: saber o no saber, ese es el dilema (desde la inseminación artificial hasta los CRISPR-CAS)

Biotecnologías: saber o no saber, ese es el dilema (desde la inseminación artificial hasta los CRISPR-CAS)

Biotecnologías de la Reproducción

​Biotecnologías: saber o no saber, ese es el dilema (desde la inseminación artificial hasta los CRISPR-CAS)

foto.jpg


Edgar Mauricio Mogollón Waltero
Docente investigador​
Médico Veterinario de la Universidad Nacional de Colombia







Hace unos pocos años usted podía decidir saber más acerca de nuevas tecnologías o no hacerlo, pero es evidente que con el pasar del tiempo, nos acercamos al momento en el que si no “sabemos” como usar dichas tecnologías, no solo corremos el riesgo de continuar haciendo las cosas de un modo poco efectivo, sino que nuestra propia vida puede estar en riesgo.

En algunas carreras profesionalizantes se tienen como disciplinas básicas dentro del pensum materias con nombres que al ciudadano común pueden parecerle materias futurista, pero la verdad, la pretensión de nuestras entidades educativas está muy atrás de los nombres que se dan a dichas materias. En la actualidad me desempeño como profesor de una de estas disciplinas denominada “Biotecnología de la reproducción animal”, y en efecto, en las clases a regañadientes los futuros Médicos Veterinarios y Zootecnistas de esta parte del mundo se ven obligados a comenzar a hablar y a pensar en biotecnologías, desde las más sencillas hasta algunas que presentan altísimo nivel de complejidad.

Muchos podrán optar, en su dilema, por no saber o saber sólo lo justo para conseguir una nota aprobatoria en la evaluación, pero pocos harán conciencia de que darse el lujo de desconocer estas tecnologías los puede dejar rápidamente fuera de ritmo dentro de su profesión e incluso convertirlos en profesionales caducos en muy corto tiempo.

Particularmente en el área reproductiva, cuando se trata de biotecnologías se inicia  hablando de inseminación artificial (IA), con la cual se obtiene en la siguiente generación de individuos mejoramiento genético aportado solamente por el componente paterno, por ejemplo, en un rebaño de ovinos hembras criollas podrían ser inseminadas con material genético proveniente de un macho de excelente producción cárnica, produciendo en la siguiente generación (F1) crías que tendrán teóricamente la mitad de la información genética del padre y la mitad de la madre, obteniéndose por tanto mejoramiento solo a partir del macho.

Algo diferente acontece cuando se realiza transferencia de embriones (TE), pues en ésta lo que se implantaría en las hembras criollas, serían embriones provenientes de hembras elite para la producción y fertilizadas con machos de la misma estirpe y calidad, en este caso nuestro rebaño ovino del ejemplo se convertiría simplemente en el vientre alquilado que realizará la gestación, parto y amamantamiento de unas crías que genéticamente no tienen nada en común con ellas.

Pero el rápido avance de las biotecnologías nos lleva casi de inmediato al siguiente paso que se ha denominado producción de embriones in vitro (PIV), con esta tecnología pueden obtenerse embriones de alta calidad genética, para ser implantados en nuestro rebaño del ejemplo, a partir de ovocitos (óvulos inmaduros) obtenidos de hembras (vivas o muertas) de alta calidad genética y fertilizados con semen de similar calidad en el laboratorio para producir allí embriones que al desarrollarse durante una semana serán luego transferidos a las hembras receptoras, que nuevamente actúan como vientres de alquiler. 

Mauricio Mogollón.JPG
Imagen tomada en un Ambiente Práctico de Aprendizaje de la Facultad de MVZ

Una herramienta biotecnológica más es la criopreservación con la cual gametos masculinos o femeninos pueden ser congelados y conservados viables por largos periodos de tiempo en nitrógeno líquido (-197°C), al igual que embriones producidos in vivo o in vitro. Permitiendo, por ejemplo, la formación de los llamados bancos de germoplasma.

Con el auge de la producción in vitro de embriones, principalmente en el ganado bovino, ha venido creciendo también la demanda por otras biotecnologías como la clonación, principalmente de animales transgénicos, que son aquellos en los que se introduce parte del genoma de otro animal o aún de un ser humano, una vez que se logra la introducción de dicha información en al menos una célula esta puede servir como donante de núcleo con la cual se producirá un clon que al nacer tendrá en su genoma la información de la especie de interés. 

Para ejemplificar, pueden incorporarse al genoma de una vaca los genes que codifican para la fabricación de alguna de las proteínas que actúan en la cascada de coagulación de los seres humanos, de manera que al hacer clones de esa vaca ellos producirán en cada una de sus células, incluidas las de glándula mamaria, la proteína que sirve para la coagulación en seres humanos. De esta manera dicha proteína podrá luego ser aislada de la leche y ayudar a solucionar problemas de salud en personas con deficiente producción de la mencionada proteína.

Otras tecnologías usadas en la actualidad, son las llamadas “ómicas”, entre las que se destacan la genómica (estudio de la composición, función y estructura del genoma), transcriptomica (estudio de los mensajes copiados del ADN en el núcleo (RNA’s mensajeros) que viajan hacia fuera de él), proteomica (estudio de las proteínas, su estructura y función como componentes vitales de las rutas metabólicas en una célula), entre otras.

Para la creación de organismos transgénicos, como los mencionados anteriormente, está a disposición desde 2012 la más novedosa tecnología denominada CRISPR por la sigla en inglés para “Clustered regularly interspaced short palindromic repeats”, lo que puede traducirse al español como repeticiones palindromicas cortas agrupadas y regularmente interespaciadas. Esta tecnología ha sido definida coloquialmente como una tijera molecular, capaz de cortar secuencias de ADN no deseadas y reemplazarlas por otras de mayor interés, es decir, esta tecnología permite hacer edición de los genes, pudiendo suprimir por ejemplo un gen no deseado e incorporar uno anhelado en casi cualquier organismo vivo.

Existen, por ejemplo, enfermedades heredadas que se presentan por la variación de algunas bases nitrogenadas en la conformación de un gen, la tecnología CRISPR permitiría corregir ese error en el gen y producir la curación de dicha enfermedad. Las posibilidades con esta biotecnología aún están siendo exploradas, pero desde ya se constituye en una herramienta que no puede ser ignorada.

No deberíamos darnos el lujo de ignorar el significado de estas nuevas tecnologías, que dan solución a enfermedades o problemas aparentemente incorregibles, no podemos ignorar la posibilidad de  inocular genes de otras especies que generen la producción de proteínas que la evolución en tan poco tiempo no podría elaborar. Negarnos la posibilidad de conocer y dominar las biotecnologías  puede resultar demasiado costoso, tan costoso que podríamos estar ignorando que ya existe la cura para las enfermedades que nos están llevando a la tumba.