Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2016 Agricultura familiar en Colombia y su aporte a la paz

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2016Agricultura familiar en Colombia y su aporte a la paz

Agricultura familiar en Colombia y su aporte a la paz

​​​Agricultura familiar​

Agricultura familiar en Colombia y su aporte a la paz​​

20131024_050529.jpg

Jarrison Martínez​

Director de Investigaciones
Instituto de Economía Solidaria y Cooperativismo, Indesco​
Universidad Cooperativa de Colombia​, sede Bogotá​​




Investigadores de distintas disciplinas y universidades aunaron esfuerzos para contribuir en la caracterización de la agricultura familiar en Colombia: una producción colectiva que reitera que la cooperación y la solidaridad también funcionan en la generación de conocimiento. Como expresa Elonor Ostrom (2012):

Al menos en principio, la investigación colaborativa ofrece las mejores posibilidades para un análisis comparativo más general sin sacrificar la calidad de la información. Este tipo de investigación ofrece el potencial de recolectar mayores cantidades de datos, de realizar investigación comparativa más amplia y de utilizar de manera competente una mayor gama de métodos. A diferencia del investigador individual, quien, se supone, tiene que saber hacerlo todo, los colaboradores pueden combinar sus datos y aprovechar habilidades metodológicas complementarias (p. 63).

AGUA A MATA.jpg
     Tomada por shutterstock

A pesar de su trascendencia nacional e internacional, la agricultura familiar es un concepto relativamente nuevo en el país, es decir, localiza el centro de la investigación en un área de ignorancia científica básica pero al mismo tiempo se ubica en el corazón de un problema social.

La agricultura y el desarrollo rural —temas tratados en el primer apartado del libro— han vuelto a ocupar la atención de académicos, Gobiernos e instituciones internacionales. Se estima que cerca del 70% de los alimentos en el mundo son producidos por agricultores familiares. En América Latina y el Caribe, las explotaciones agrícolas familiares representan el 81,3% del total de fincas de la región y generan entre el 57 y el 77% del empleo agrícola en la región (FAO/BID, 2007; FAO, 2012). En Colombia, esta representa el 87% de los productores y aporta más del 50% de la producción agropecuaria.

Sin embargo, la contribución de la agricultura familiar ha sido subvalorada: se impuso el paradigma de los agronegocios, los mercados y la gran producción, desconociendo el aporte que hacen los agricultores en pequeña escala, y se implementaron políticas que enfatizan en la productividad y solo ven “empresarios” en vez de agricultores, “empresas” en vez de familias, “mercados” en vez de seguridad alimentaria y sostenibilidad ambiental.