Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2016 Al hablar de rendición de cuentas

Al hablar de rendición de cuentas

​Investigación

Al hablar de rendición de cuentas

Daulis.jpg

Dr. Daulis Lobatón Polo

Contador Público
Doctor en Ciencias Gerenciales
Magister en Contabilidad Internacional y Auditoría de Gestión
Especialista en Revisoría Fiscal y Control de Gestión y Gestión Tributaria y Aduanera
Docente de pregrado y postgrado de la Universidad Cooperativa de Colombia Sede Santa Marta.

Cuando se habla de rendición de cuentas, algunas personas tienen ciertas conjeturas de lo que se trata. No obstante, hay un concepto asociado a la rendición de cuentas, el “accountability”, el cual se utiliza como sinónimo de responsabilidad, de dar cuenta, responder por, dar cumplimiento, básicamente a nivel de gestión pública. En rigor no existe un consenso sobre qué es la rendición de cuentas o accountability: es aún un concepto en construcción.

Por experiencias relacionales, tanto en lo público como en lo privado, ha surgido la necesidad de hacer transparentes acciones y decisiones, de dar cuenta a la sociedad de políticas de administración, gobierno y funciones; de informar y ser responsables con la información que se presenta. Es por esto que la rendición de cuentas surge como una herramienta para lograr tales fines.

Según Ebrahim (2007) que define el concepto de rendición de cuentas como “la responsabilidad de responder por un desempeño particular ante las expectativas de distintas audiencias, partes interesadas”.

tipos de rendición de cuentas.png

También Zadek (2006), lo define como el proceso de “lograr que sean responsables quienes tienen poder sobre las vidas de la gente y finalmente de una voz o canal de expresión de la gente sobre temas que repercuten en sus propias vidas”, mientras David Bonbright dice que “la rendición de cuentas es una parte esencial del proceso de democratización, del proceso de crear frenos y contrapesos que aseguren que el menos privilegiado y con menos poder puede retar y reconfigurar las dinámicas del poder social”.

En política y en las democracias representativas, la rendición de cuentas asegura la legitimidad del poder público, por lo mismo en algunos países es parte de la agenda del debate público.

En grandes potencias como es Gran Bretaña, por ejemplo, la rendición de cuentas desde 1995 es un principio de la vida pública: "Los titulares de cargos públicos son responsables de sus decisiones y acciones al público y deben someterse a cualquier control adecuado de su oficina". Más desarrollo de este principio en Standards in Public Life: First Report of the Committee on Standards in Public Life (1995).

De dónde nace y para qué


El origen del término rendición de cuentas proviene del latín accomptare, que significa a cuenta y de computare que es calcular, y a su vez deriva de putare que quiere decir que contar. El concepto aparece en los años 60 en Estados Unidos y en los 70 llega a Europa, pero ha sido más desarrollado por la cultura inglesa durante los últimos años.

Respondabilidad, Accountability o rendición de cuentas, es un concepto de cultura anglosajona que enfocado hacia la ética, y una de las primeras organizaciones preocupadas por este tema fue el Institute of Social and Ethical Accountability, una organización internacional sin fines de lucro que desde 1996 busca promover la rendición de cuentas. También para las organizaciones no gubernamentales e instituciones sin fines de lucro aparece como un concepto importante, y es así como en 2005 se firmó la "Carta de la rendición de cuentas".

Existen diversas conceptualizaciones de Respondabilidad, Según los autores Stone, Dwivedi y Jabbra (2007) existen 8 tipos 
Para Schedler (1999) hay matices que separan los dos conceptos: Accountability y rendición de cuentas. El accountability conlleva un sentido claro de obligación, la noción de rendición de cuentas parece sugerir que se trata de un acto voluntario, de una concesión generosa del soberano que rinde cuentas por virtud y voluntad propia, no por necesidad. Podemos precisar entonces que accountability es la rendición obligatoria de cuentas.

Para este autor la rendición de cuentas abarca de manera genérica tres maneras diferentes para prevenir y corregir abusos de poder: obliga al poder a abrirse a la inspección pública, lo fuerza a explicar y justificar sus actos y lo supedita a la amenaza de sanciones.

En relación a este término, el decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile, Marcelo Arnold, señala que "sea lo que fuere la interpretación de este concepto accountability, éste incluye otros que dan buenas pistas de su sentido: legitimidad, credibilidad, transparencia, buenas prácticas, responsabilidad social, rendición de cuentas, balance social y muchos otros equivalentes, las cuales son relevantes para justificar palabras y actos".

Mecanismos y beneficios del accountability


Entre algunos de los beneficios que las organizaciones sociales civiles (OSC) destacan de practicar la rendición de cuentas, está el incremento de la legitimidad, credibilidad y confianza. Aunque estos conceptos son diferentes a la rendición de cuentas. Otro beneficio que mencionan las OSC es el aumento de las capacidades técnicas y organizativas, que conducen a la eficiencia en el uso de los recursos disponibles. Además de contribuir a los principios que deben defender las sociedades modernas como: la ciudadanía, la democracia y el desarrollo. 

El poner en práctica la rendición de cuenta requiere de mecanismos e instrumentos para desarrollar esta práctica como, por ejemplo:
  • Sistemas de información e informes públicos: Básicamente legales y financieros que se presentan con cierta periodicidad. 
  • Evaluaciones y mediciones de desempeño: analizan el cumplimiento interno y externo de las metas y objetivos de la organización. 
  • Mecanismos de participativos y consultivos: La participación es fundamental en la rendición de cuentas, tales como la consulta a la comunidad en sus variadas formas. 
  • Autorregulación: La formación de capacidades sobre la base de la reflexión de las propias prácticas, autocrítica que se materializa en procedimientos como: códigos de conducta, códigos de ética o cartas de principios, cartas internacionales de responsabilidad, acreditaciones o certificaciones por pares, guías de buenas prácticas... 
  • Certificación: Involucran a un agente externo que garantiza imparcialidad y la rectitud en la aplicación de los criterios para evaluar y según las normas de calidad. 
  • Mecanismos de auditoría social: Estos integran muchas herramientas como la información pública, las evaluaciones, los mecanismos participativos y los estándares de autorregulación. 
  • La información y el acceso a la información son la base del sistema de transparencia y de la rendición de cuentas. Los flujos de información recorren los modelos y formatos de la rendición de cuenta, son los puentes que vinculan a los distintos actores.
  • Finalmente, en relación a los stakeholders de la rendición de cuentas se puede mencionar tres niveles, según Naidoo (2008):
  • La rendición de cuentas hacia arriba: en relación a los donantes y en relación a los requerimientos del sistema legal y regulatorio del país donde actúa. 
  • La rendición de cuentas hacia abajo: hacia las personas y población a las que la organización brinda servicios o a las comunidades en cuyo nombre se actúa. 
  • La rendición de cuentas horizontal: que es la rendición hacia los propios pares.