Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2016 Dificultades en la Formación de Ingenieros

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2016Dificultades en la Formación de Ingenieros

Dificultades en la Formación de Ingenieros

Ingeniería​

Dificultades en la Formación de Ingenieros

ingeniero.jpg

Fabio Andrés Bolaños Alomia
Decano Facultad de Ingeniería Industrial sede Pasto
Estudiante doctorado en Ciencias de la Educación
Magíster en Docencia Universitaria
Ingeniero Mecánico



Se ha identificado una problemática: “Existen dificultades en la formación de Ingenieros” de ahí surge la necesidad de cualificar a los profesores con título de Ingeniero en temas pedagógicos, ya que si bien ellos poseen alta cualificación técnica reflejada en títulos de Maestría y Doctorado en su área disciplinar, carecen, desconocen, menosprecian, o no tienen en cuenta la preparación en temas pedagógicos, que al final de cuentas inciden de diversas maneras en su labor que es la docencia y no la ingeniería aplicada como ellos piensan, es decir, no hay una conexión entre lo que saben de su área disciplinar con lujo de detalles y lo que deberían saber sobre Educación, lo que les permitiría compartir sus conocimientos con los estudiantes y que estos a su vez los comprendieran de una manera acertada.

En muchas ocasiones se pierde la posibilidad de “enseñar” un tema técnico muy bien manejado, basado en el conocimiento y en la experiencia, de gran importancia para el ejercicio de la Ingeniería, pero que al carecer de herramientas pedagógicas y/o didácticas, no son asimilados por los estudiantes ya que ellos identifican o expresan que el profesor “sabe mucho, pero no sabe enseñar” y ahí se genera un corte tajante en el proceso de enseñanza - aprendizaje que en la mayoría de las ocasiones perjudica es a los estudiantes generando desmotivación, falta de gusto y disgusto hacia el profesor.

Es de anotar que el desempeño del profesor depende en alto grado del éxito o fracaso del proceso de enseñanza, no basta únicamente con el saber técnico para ser un buen profesor, hay que tener en cuenta otros aspectos, en este caso los que tienen que ver con la Educación; el profesor debe ser reflexivo sobre su desempeño para que después de realizar una autoevaluación, mejore, cambie u optimice sus actuaciones, todo en beneficio de sus estudiantes y de él mismo.

Otra dificultad identificada es la Investigación, el profesor con título de Ingeniero debe ser sincero en cuanto a si le gusta o no investigar, y desde este punto de partida se debe identificar quienes quieren hacer investigación, ya que los profesores que investigan requieren o necesitan desarrollar practicas profesorales distintas a la simple clase magistral, deben salir de su entorno, contextualizar sus enseñanzas con el medio, identificar problemas susceptibles de intervenir y en lo posible formular soluciones evidenciables para esas problemáticas identificadas; lo anterior también sirve como base para hablar de la interdisciplinariedad, se debe tener la mente abierta para participar en conjunto con profesionales de otras especialidades para que cada uno aporte y enriquezca la solución a problemáticas locales, regionales o nacionales, incluso internacionales, no solo se debe pensar en formar profesionales sino  formar ciudadanos responsables que al final de cuentas es más importante y satisfactorio.
ingeniería.jpg
Existe gran demanda de Ingenieros de todas las especialidades, pero al parecer no hay una línea de acción establecida sobre una tendencia educativa que agrupe las necesidades de formación de Ingenieros que necesita la sociedad, sino que más bien parece que cada Universidad o Facultad de Ingeniería responde a las necesidades e intereses del mercado, esto estaría bien si no fuese lo único que se tiene en cuenta, pues si bien el mercado laboral es quien demanda a los Ingenieros, no solamente esa demanda debe basarse en dicho mercado sino que también debe responder a otras necesidades sentidas del país y del mundo en el cual los Ingenieros van a desenvolverse; se observa que la formación se está limitando a aspectos instrumentales y reducidos.

Como se ha podido identificar, algunos profesores al no tener formación pedagógica se preocupan mayoritariamente en imponer en su proceso de enseñanza sus intereses técnicos únicamente, generando vacíos en el conocimiento sobre como aprenden los estudiantes dejando a un lado en algunos casos y olvidándose por completo en otros de la formación pedagógica y de sus bondades para optimizar o mejorar su proceso de enseñanza.

Al centrarse en estos intereses técnicos o en la racionalidad técnica únicamente, el profesor sin formación pedagógica deja de interactuar y de conocer contextos reales en los cuales podría aplicar sus enseñanzas y así sus estudiantes tendrían una mayor oportunidad de relacionarse con los problemas de estos contextos e identificar problemas reales, modelar situaciones que pudiesen llegar a ser unas soluciones aplicables mediante el uso de la Ingeniería y así participar en dichas soluciones y mejorar la calidad de vida de las personas que habitan en esos contextos, esto indica que existe una ausencia de discusión y de reflexión crítica sobre las tendencias educativas y de formación de los Ingenieros.

Los profesores sin formación pedagógica por su carácter técnico, por su rigidez con su disciplina carecen del uso de las perspectivas dialógicas e integradoras que dentro de los nuevos marcos de la Educación superior y de algunas tendencias pedagógicas, hacen que el dialogo enriquezca el proceso de enseñanza, ya que genera confianza en el estudiante al ser tomadas en cuenta sus dudas y preocupaciones y no creer que todo en Ingeniería esta dicho y sentenciado, hay muchas cosas por mejorar.

Si bien hay algunos profesores que trabajan en programas de Ingeniería que tienen formación pedagógica y didáctica, la gran mayoría carecen de ellas y por esta limitada formación, en su desempeño hay poca reflexión sobre las practicas pedagógicas y la investigación en Educación con lo cual pierden oportunidades de mejorar en su desempeño o de entender el porqué de algunos inconvenientes o roces con sus estudiantes a la hora por ejemplo de la evaluación del profesor. 

Otra dificultad de la que podemos hablar es acerca del poco o nulo conocimiento de las concepciones que sobre enseñanza, aprendizaje y evaluación tienen los profesores y los estudiantes en el transcurso de su vida universitaria, por ello se derivan aspectos de gran importancia que no se tienen en cuenta como lo son por ejemplo que la enseñanza que hacen o desarrollan se caracteriza por ser transmisionista, repetitiva, sin innovación alguna; prevalece la enseñanza fundamentada en la resolución de ejercicios y no en la solución de problemas reales que sería lo ideal y lo necesario.