Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2016 Límites y alcances de la justicia transicional en Colombia basado en experiencias de tratamientos de los delitos a través de mecanismos no penales aplicables a los actores del conflicto interno

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2016Límites y alcances de la justicia transicional en Colombia basado en experiencias de tratamientos de los delitos a través de mecanismos no penales aplicables a los actores del conflicto interno

Límites y alcances de la justicia transicional en Colombia basado en experiencias de tratamientos de los delitos a través de mecanismos no penales aplicables a los actores del conflicto interno

Justicia transicional

Límites y alcances de la justicia transicional en Colombia basado en experiencias de tratamientos de los delitos a través de mecanismos no penales aplicables a los actores del conflicto interno

Foto William Eugene Ulrich Astaiza.jpg

William Eugene Ulrich Astaiza

Candidato a magister en Derecho 
Especialista en Derecho Administrativo 
Abogado 


En el marco de la finalización de las hostilidades entre las FARC y el gobierno de Colombia y la agenda de la Habana, que en los últimos días estrena modificaciones propuestas por los líderes del “No” en el referendo del pasado 02 de octubre es pertinente revisar aquellos mecanismos que no revisten un elemento punitivo y que hacen parte del protocolo II de Ginebra en su artículo 6 Numeral 5 que reza:

“…A la cesación de las hostilidades, las autoridades en el poder procurarán conceder la amnistía más amplia posible a las personas que hayan tomado parte en el conflicto armado o que se encuentren privadas de libertad, internadas o detenidas por motivos relacionados con el conflicto armado.”

A través de un estudio histórico-comparativo en la sede de Popayán hemos propuesto analizar estos mecanismos echando mano de las experiencias que ha vivido Centroamérica en Nicaragua, El Salvador y Guatemala con sus guerras internas en contra de los actores armados, todo bajo el auspicio de dos súper potencias (Rusia y Estados Unidos) que en su “Guerra Fría” buscaron implementar sus ideologías a cualquier costo, esto es, grandes caudales de dinero, entrenamiento y armamento para aquellos que tomaran las armas por su bando.

foto tematica.jpg

Se analizaron también las diferentes negociaciones que ha habido en Colombia, esto es, empezando con la guerrilla de los llanos en 1953 con su actor principal Guadalupe Salcedo pasando a las guerrillas más actuales como el M-19 y sus espectaculares operativos y golpes de opinión y el Quintín Lame con su ideología de protección y reivindicación de los derechos de los pueblos indígenas.

En la riqueza bibliográfica sobre estos temas se han podido individualizar ciertos elementos que son, sin lugar a dudas, un requisito “Sine Qua Non” para los procesos de paz, el primero y más importante es la visibilización de las víctimas del conflicto, situación en la que se ven favorecidos países como El Salvador, y Guatemala quienes elaboraron un relato histórico y minucioso sobre aquellos hechos que por su relevancia y nivel de crueldad eran dignos de visibilizarse y que en si ofrecen no solo una cronología de las hostilidades, sino también una posibilidad de reparación y no repetición para aquellos que vieron con horror la muerte de sus familiares y amigos, no solo a manos de las guerrillas, sino a manos también de escuadrones de la muerte; Nicaragua por su parte no utilizó este mecanismo, ofreciendo una paz de estilo “Amnésico” o de aquellas donde una vez se logra la finalización del conflicto existe un perdón general y la ausencia de medidas de reparación y justicia para las víctimas lo cual va en contravía de lo establecido por (Ohlin, 2004) en su regla anti impunidad.

La garantía de no repetición y de justicia son también elementos estructurales de la finalización de los conflictos, situación en la que hay graves carencias tanto en Centroamérica como en Colombia, donde en no pocas ocasiones, la indiferencia o la ausencia de una verdadera justicia de mecanismos de este tipo llevan a las víctimas a acudir a instancias internacionales, ejemplo de ello es el de la masacre de mozote en el Salvador, donde un escuadrón de la muerte entró al pueblo y causó una de las más grandes masacres que ha visto este hemisferio con 143 víctimas, muchas de ellas menores de edad, recuento que puede obtenerse en el caso El Mozote y lugares aledaños Vs El Salvador (Corte Interamericana de Justicia 2012) en el caso colombiano se han presentado graves violaciones de derechos humanos por parte tanto del Estado como de la guerrilla de las FARC, casos como los de la toma y retoma del palacio de justicia sonde varios oficiales del ejército han sido condenados y temas tan delicados como la masacre de civiles por parte de las FARC en Bojayá, no obstante los momentos descritos la justicia ha brillado por su ausencia, esto debido a que en ninguno de los casos anteriores los verdaderos perpetradores han sido juzgados o condenados y más bien, apoyándose en las negociaciones entre los Estados y los grupos armados han resultado favorecidos con penas irrisorias o inexistentes además, en algunos casos, con participación en política aun a pesar de sus turbulentos pasados.

La investigación es bastante alentadora y con la invaluable ayuda del semillero de investigación se ha podido analizar a fondo cada uno de los momentos antes planteados y con base en ello ha sido posible estructurar un muy importante trabajo que ofrece una concienzuda y muy realista aproximación al fenómeno de los mecanismos no penales para el posconflicto, en la actualidad se está a la espera de un espacio propicio para la publicación de este trabajo impulsado por la siempre presente ayuda de la Universidad Cooperativa sede Popayán.