Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2016 Ni antes ni después: Todo llega en su momento

Universidad Cooperativa de ColombiaSala de Conocimiento2016Ni antes ni después: Todo llega en su momento

Ni antes ni después: Todo llega en su momento

​​Pasajero Sorprendente / Sede medellín

Ni antes ni después: Todo llega en su momento​​​​

DSC_0671.JPG

Para Manuela Fuentes Delgado, una joven de 18 años que tiene como hobbie el canto, oriunda de Puerto Asís-Putumayo, las ganas de estudiar Medicina en la Universidad Cooperativa de Colombia sede Medellín, pudieron más que la derrota. Se presentó al programa académico 3 veces, hasta que por fin recibió la buena noticia de su admisión.

Llegó a Medellín hace 3 años para conocer a su sobrina recién nacida, desde ese momento quedo conectada con la localidad, le encantó la ciudad de la eterna primavera, además, tenía un sueño desde que estudiaba en el colegio y era ser médica. Desde ese momento empezó su proceso para lograr ser admitida. 

Conoció la Universidad por medio de una hermana, estudiante de séptimo semestre en la sede Pasto, pero, Manuela tenía una meta clara: Estudiar en la Universidad Cooperativa de Colombia sede Medellín. Se presentó por primera vez y fue admitida al curso premédico. Infortunadamente las notas no le ayudaron y no logró obtener el resultado ideal para llegar al primer semestre. Lo cual no representó un obstáculo en la búsqueda de su sueño profesional.

Una vez más se presentó y esta vez no fue admitida, pero, detectó que podía mejorar el resultado de las pruebas Saber 11, y empezó su preparación en búsqueda de su objetivo académico. "Haber tenido la oportunidad de hacer el curso premédico me ayudo a conocer más la Universidad interiormente, yo quede encantada con la Institución, no me puedo dar por vencida porque quiero lograr ese objetivo".Luego de haber recibido el resultado de las pruebas Saber 11 y obtener un resultado más alto, llegó el momento de presentarse por tercera vez a la Facultad de Medicina de la Universidad Cooperativa de Colombia.

La incertidumbre la invadía, revisaba en la plataforma el listado de admitidos, pero no encontraba su nombre entre los aspirantes que fueron aceptados, cuando vio su nombre se encontraba en lista de espera, no sabía que significaba esto y se comunicó con la Facultad."En ese momento me contesto Ana Maria Bustos y me dijo, Manuela te faltó muy poco para ser admitida, esperemos esta semana para saber si uno de los cupos liberados se te puede otorgar".

Luego de permanecer unos días en Medellín, se devolvió para Mocoa-Putumayo en donde la esperaban su papá, su madre de crianza y su hermana menor. Allá podría estar más tranquila y a la espera de una respuesta positiva por parte de la Universidad.
Una tarde estaba recibiendo la visita de un amigo el cual llevaba mucho tiempo sin ver, cuando sonó su celular y atendió la llamada "Hola Manuela, te llamamos de la Universidad Cooperativa de Colombia, te queremos informar que hay un cupo disponible para el primer semestre de Medicina".

Fue un momento que llevaba esperando mucho tiempo, los saltos de alegría y las lágrimas de emoción no se hicieron esperar para este instante de su vida que buscaba tiempo atrás.
El momento se prestaba para llamar a todos sus seres queridos y darles la buena noticia "al primero que llame fue a mi papá, él también quería que yo hiciera mi formación profesional en esta Universidad y en esta ciudad. Cuando él escuchó la noticia se le salían las lágrimas de alegría".

Aunque tiene algunos hermanos en la ciudad, vive cerca a las instalaciones de la Universidad en una residencia de estudiantes, sin embargo, pasa mucho tiempo estudiando en la Institución.
Hoy como estudiante de primer semestre se siente orgullosa de la Universidad y de la ciudad, encuentra en las instalaciones, herramientas y servicios que le ayudan en su formación profesional.

Siempre lleva en la mente la frase de su papá "¿Quieres medicina?, ¡Listo!, los dos luchamos por eso, no desfallezcas por tu sueño que todo llega en su momento".Su perseverancia, ganas y lucha por lograr su objetivo de iniciar su formación profesional en la Universidad Cooperativa de Colombia sede Medellín, la convierten en un "Pasajero Sorprendente", en búsqueda de espacios para experimentar, soñar y aprender.​