Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

2016 Una clínica para juguetes

Una clínica para juguetes

Responsabilidad Social

​Una clínica para juguetes

janet ortiz 1.jpg
profe Abraham.jpg
​Jannet Ortiz Aguilar
Profesora de Ingeniería de Telecomunicaciones, sede Bogotá
Ingeniera Electrónica con Maestría en Diseño
​Luis Abraham Becerra Arias
Coordinador de proyección social de la Facultad de Ingeniería, sede Bogotá
Administrador de Empresas
Maestría en Administración de Organizaciones

En la Universidad Cooperativa de Colombia y junto con nuestros estudiantes de la Facultad de Ingeniera llevamos a cabo el proyecto social “Clínica de Juguetes” que consiste en el diagnóstico y reparación de juguetes averiados que finalmente son donados a niños de bajos recursos.

Esta práctica se realiza de manera voluntaria en jornadas de diagnóstico, reparación y donación de juguetes a instituciones sin ánimo de lucro, jardines de Bienestar Familiar, colegios y organizaciones comunitarias que promueven la protección y educación a niños vulnerables, lo que ha constituido un estímulo para el desarrollo afectivo, físico, intelectual y social de la niñez.

Con esta iniciativa hemos regalado y recibido miles de sonrisas y contribuimos a la reducción de desperdicios y basura electrónica originada por los juguetes dañados, mediante la recuperación y rediseño de los mismos.

clinicaaju.jpg

La finalidad es sensibilizar al estudiante con su contexto social estimulando su trabajo cooperativo, donde todos los procesos de enseñanza y aprendizaje giran en torno a la realidad, experiencias y necesidades existentes como elementos integradores del conocimiento.

La Clínica de juguetes inició como jornadas de trabajo de aula en el año 2008, poco a poco fue creciendo hasta convertirse en un espacio solidario e innovador de Responsabilidad Social Universitaria para los programas de Ingeniería de Telecomunicaciones e Ingeniería Electrónica.

Este proyecto propicia escenarios de enseñanza-aprendizaje en contextos reales, además,  desarrolla competencias propias del saber profesional como ingenieros para responder de manera dinámica a la recuperación de juguetes electrónicos, y por otra parte, garantizar a los niños el derecho fundamental a la lúdica como mecanismo para el libre desarrollo de la personalidad.